CÉSAR CUBERO
7 de junio de 2017 / 02:37 p.m.

MONTEREY.- La violencia contra las mujeres se desató en el mes de mayo, y se mantiene en los primeros días del mes de junio, por lo cual suman en este lapso de tiempo, al menos, 11 mujeres asesinadas en Nuevo León.

De este total de feminicidios, seis de ellos se han registrado en los recientes diez días.

Las historias trágicas para las mujeres en el mes de mayo iniciaron luego de que las autoridades anunciaran que las dos personas encontradas asesinadas y enterradas en La Huasteca, en Santa Catarina, eran de sexo femenino.

Posterior a ello, los municipios de Juárez, en dos ocasiones, García, Cadereyta, Guadalupe, Salinas Victoria, Cerralvo, Escobedo, y de nueva cuenta Santa Catarina, han sido testigos de cómo en sus territorios fueron encontradas mujeres asesinadas.

Como fue el caso de Martha Leticia Castro Pérez, de 29 años, que fue degollada en Juárez el 13 de mayo.

O el de Lourdes Guadalupe Pérez López, de 24 años de edad, que ese mismo día perdió la vida luego de ser acuchillada en el municipio de García.

El 19 de mayo, en Cadereyta, una pareja fue asesinada, ahí quedó Cristy sin vida, situación similar a la que sucedió a Graciela Alejandra Chacón García, quien fue ejecutada el 27 de mayo en el municipio de Guadalupe.

Para finalizar el mes de mayo, el día 29, dos mujeres fueron víctimas de homicidio, una de ellas, una cajera que fue asesinada en la carnicería en que laboraba en Juárez, y otra que fue estrangulada y tirada en un baldío en Salinas Victoria.

Cabe destacar que en los primeros días de junio se tuvo noticia de tres mujeres que perdieron la vida bajo la violencia que impera contra ellas actualmente, tal fue el caso de una mujer de Cerralvo que fue golpeada y quemada, el de una mujer que fue encontrada "embolsada" en Escobedo y el de una joven que fue acribillada junto a otra persona afuera de una carnicería en Santa Catarina.

Por otra parte, cabe destacar que en el mes de mayo tres bebés fueron asesinados en Nuevo León por sus familia; en dos de los casos el padrastro de la víctima fue el presunto asesino, mientras que en otro caso, un bebé fue quemado aparentemente por su madre, en un presunto ritual satánico. 

mmr