REDACCIÓN
22 de mayo de 2015 / 09:31 a.m.

Monterrey.- La Procuraduría General de Justicia en Nuevo León (PGJNL) podría haber capturado a un presunto delincuente involucrado en el ataque que sufrieron elementos de Fuerza Civil, el pasado 10 de mayo en el municipio de Vallecillo, donde un policía murió y otro más resultó lesionado.

Se trata de Carlos Enrique Chitay Ramírez, de 36 años de edad, a quien le aseguraron una camioneta Ford XLT con placas de Texas, en la cual traía un arma larga, una báscula y 150 bolsitas con mariguana.

Él fue detenido por elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) durante un operativo que realizaron en una brecha ubicada a la altura del kilómetro cuatro de la carretera a Agualeguas y actualmente enfrenta una carpeta judicial por delitos contra la salud.

Aunque las autoridades han manejado con hermetismo la detención de Chitay Ramírez, trascendió que al ser capturado reveló detalles de los pormenores que se registraron durante el ataque que perpetraron en contra de los policías estatales.

El presunto delincuente aseguró que no participó en los acontecimientos, pero mencionó que habían sido, por lo menos, 40 hombres armados los que emboscaron a los uniformados en una brecha de Vallecillo, la cual conduce a Nueva Ciudad Guerrero, Tamaulipas.

Sin supuestamente haber participado en el hecho, Carlos Enrique Chitay comentó que ese 10 de mayo, los policías de Fuerza Civil interceptaron una camioneta con varios sujetos y comenzaron a seguirlos por la brecha.

Dijo que al sentirse perseguidos en tierras tamaulipecas, los sujetos pidieron apoyo y llegaron otros delincuentes a bordo de dos camionetas y entre todos atacaron a los uniformados.

Aunque, Chitay Ramírez dio pormenores del hecho que causó baja de uno de los policías y las lesiones de otro, la Procuraduría de Justicia de Nuevo León no cuenta con suficientes evidencias para atribuirle alguna responsabilidad por su participación en el ataque que ocurrió en pleno monte.

Por lo que el hombre sólo es investigado por la droga y el arma que portaba al momento de ser detenido por los ministeriales que investigan el caso.