YADITH VALDEZ
26 de febrero de 2016 / 01:18 p.m.

Monterrey.- A un mes y cinco días de sufrir un atentado a balazos al exterior de su casa en la colonia Zertuche en Guadalupe, fue dado de alta el comandante Jesús Manuel Rangel García, tras permanecer varias semanas en estado grave.

Fue durante la tarde del pasado jueves, cuando el detective, abandonó las instalaciones de un hospital privado, donde fue atendido de las graves heridas, provocadas por los disparos que recibió.

Debido a que uno de los impactos de bala lo hirió en la cabeza, Rangel García, sufre de graves secuelas, las cuales aparentemente le impiden caminar y hablar.

A pesar de que no se recuperó en su totalidad, el comandante fue dado de alta de la institución particular.

Por razones de seguridad, no fueron revelados más detalles sobre el traslado del agente ministerial, quien permanecería con custodia por parte de la Procuraduría de Justicia de Nuevo León.

Hasta este momento, no se han revelado los detalles del móvil del ataque, ni tampoco se han ubicado a los agresores que además de balear al detective de la ministerial, hirieron a dos civiles.

La agresión se efectuó contra el elemento de la Agencia Estatal de Investigaciones, cuando aún se encontraba suspendido, después de que fuera relacionado con el robo de tráileres, cuando ejercía su cargo como Director de Investigación de la Región Centro de la Policía Ministerial.