IRAM OVIEDO, MULTIMEDIOS DIGITAL
9 de septiembre de 2015 / 08:41 a.m.

Monterrey.- Yolanda Flores Garza, abuela de los niños de la colonia Rincón de Cumbres que fueron agredidos por su madre, pidió que las autoridades traten a su hija como una víctima más de violencia intrafamiliar.

"No se ensañen con ella, es una víctima. Este mundo en el que estamos, ¿es tanta la violencia que tiene que sufrir?.

"Nosotros ni siquiera alcanzamos a comprender qué fue lo que pasó. Mi hija debió haber pasado por algo muy difícil para haber hecho esto", mencionó la mujer, quien pidió dar un mensaje a través de este medio de comunicación. 

Dijo que Andrómeda Elisa Cordero Flores tenía problemas en su matrimonio, pero que tanto su hija como su yerno, Jesús Campos, eran muy reservados y no platicaban sus diferencias.

"Esta tragedia ya venía de atrás. Hace varios días mi hija había tenido un altercado muy fuerte con mi yerno, en la cual hubo agresiones. Él fue atendido en el hospital Sierra Madre, ahí debe de haber un registro, ¿cómo es posible que no hayan pedido ayuda?, tenían a quién recurrir, por qué no hablaron", manifestó.

Por su parte, Mauricio Castillo, el abogado que tomará la defensa de Andrómeda Cordero, confirmó que la mujer recibía atención psicológica, en un acuerdo que hizo con su esposo, quien se comprometió a internarse en un centro contra adicciones.

Manifestó que José Campos, padre de familia, estuvo internado durante unas horas en un centro de rehabilitación en el Barrial.

Según la versión de la mujer, el personal de un centro de rehabilitación llegó a la vivienda el mismo lunes, día del crimen, y se lo llevaron en camisa de fuerza.

Cumbres
El padre de los menores estuvo todo el martes afuera de su domiclio con un grupo de abogados | IRAM OVIEDO

El abogado dijo que su cliente recordó haber recibido una llamada de los abogados de su esposo, a quienes les aclaró la situación de su promesa.

Posteriormente recibió una segunda llamada telefónica, y aunque no recuerda de quién era, decidió tomarse un par de tranquilizantes y después despertó en el hospital.

Según la primera versión de las autoridades, ese lunes, de ocho de la mañana a ocho de la noche nadie ingresó a la vivienda marcada con el número 2859 de la calle Juan de Ayolas, debido a que un video de circuito cerrado que fue obtenido por la Procuraduría General de Justicia en Nuevo León (PGJNL).

Cumbres
El caso se dio a conocer la noche del lunes cuando se reportó el crimen de una bebita de cuatro meses de edad y el intento de asesinato de una niña de dos años y un niño de cinco años | IRAM OVIEDO

Para este miércoles la salud de los menores es reportada como grave, pero estable, mientras que la madre de ambos, a decir de la abuela de los menores, "desconoce lo que ocurrió" y "no tiene ni idea de lo que va a enfrentar".

El caso se dio a conocer la noche del lunes cuando se reportó el crimen de una bebita de cuatro meses de edad y el intento de asesinato de dos menores más, una niña de dos años y un niño de cinco, todos son hermanitos.