AGUSTÍN MARTÍNEZ
11 de mayo de 2015 / 08:18 p.m.

Monterrey.- La vida de Karla al lado del taxista Julio César Sánchez Oliva fue de sufrimiento y malos tratos.

Fueron casi cuatro años los que vivieron en unión libre, hasta hace dos meses, cuando ella decidió alejarse.

Karla Cecilia Salazar Mendoza, de 21 años, murió la tarde del domingo en el hospital Universitario, momentos después de que el taxista estrellara su vehículo contra una grúa en el municipio de Guadalupe, donde él falleció instantáneamente.

Aunque no tuvo hijos, la pareja habitó en la casa de la familia de Julio, de 28 años, en la calle 20 de Noviembre de la colonia Fomerrey 131, en Juárez, Nuevo León.

A pocos metros, sobre la misma acera, radican los abuelos de Karla. Ellos y el resto de la familia se encuentran devastados por la tragedia.

"Ella era una chamaca tranquila. No era de esas chamaquitas que andan por ahí; era muy responsable. Puede preguntar en la fábrica donde estaba ella trabajando… era muy responsable", expresó la abuela, Delia Balderas Ramos.

Ella dio testimonio del 'calvario' que la joven vivió al lado del taxista. Señaló que no le daba apoyo y, por el contrario, constantemente la agredía.

"Sí sufrió ella porque la golpeaba. La golpeaba bastante a ella. Porque una vez vinieron y me avisaron aquí. Inclusive unos de mis nietos lo golpearon una vez, porque la andaba golpeando entre el kínder y la iglesia", aseveró la señora Delia.

Delia Balderas y  Epigmenio Zavala
La abuela, Delia Balderas y el señor Epigmenio Zavala. | AGUSTÍN MARTÍNEZ

Por su parte, el abuelo Epigmenio Zavala afirmó que fueron en vano todos los consejos que ellos le dieron a Karla, para que no iniciara, o para que terminara esa relación.

"Por el modo de ser de él, le decíamos: No te conviene mi hija. Pero ella no quiso", mencionó.

El hombre de 83 años recuerda la tarde del domingo, cuando un vecino lo puso al tanto del incidente ocurrido en el kilómetro 9 de la autopista a Reynosa, en Guadalupe.

"Se paró aquí en el carro y me dice: Zavala, ven para acá. Y le pregunto qué pasó. Me contesta que acaba de pasar un accidente. Julio y Karla. Y que Karla estaba muy grave", puntualizó.

Al momento de la tragedia la pareja se encontraba separada desde el pasado mes de marzo. Aparentemente Julio César convenció a Karla para que platicaran, en un afán por encontrar la reconciliación.

No se ha establecido dónde permanecieron o hacia dónde iban la tarde del domingo 10 de mayo.

Al circular por el bulevar Miguel de la Madrid hacia el oriente, el muchacho estrelló, aparentemente en forma intencional, el vehículo compacto contra una grúa de grandes dimensiones que estaba en el acotamiento.

La mujer trabajaba en una empresa ubicada cerca de la avenida México y Pablo Livas, en Guadalupe, mientras que el taxista se desempeñaba en una base afuera de un centro comercial de la carretera a Reynosa, en Juárez.