14 de abril de 2014 / 12:34 p.m.

Monterrey.- Enojado porque un vehículo obstruía el porche de su casa, un supuesto guardaespaldas, accionó una pistola durante una fiesta infantil en la colonia Joyas de Anáhuac.

Los hechos ocurrieron entre las ocho y las nueve de la noche del domingo, en la calle Vía Antonio Pizano y Vía Cazerta, en el municipio de Escobedo.

De acuerdo a las investigaciones, se estableció que en ese lugar, un vecino que vive en la casa marcada con el número 319, se molestó porque uno de los invitados a la fiesta estacionó su vehículo frente a su casa.

Se reveló que el inculpado, quien tras los hechos se encerró su domicilio, le pidió al anfitrión de la fiesta que quitaran el vehículo.

Sin embargo, el dueño del auto presuntamente discutió con el presunto responsable, lo que ocasionó que este saliera de su casa con una pistola.

Ante la mirada de terror, el inculpado amenazó con disparar en contra de los asistentes a la fiesta y contra los niños que jugaban en un brincolín a una distancia de 7 metros del lugar.

Después de varios segundos, el vecino accionó la pistola en una ocasión, provocando que las personas que se encontraban en el lugar buscaran protegerse en sus casas.

Tras los hechos al lugar llegó una patrulla de la policía municipal de Escobedo, quien resguardo la zona de los disparos.

Asimismo personal de la Agencia Estatal de Investigaciones, se presentaron en el sitio para investigar los hechos que provocaron la movilización de policías.

Mientras tanto, elementos de Servicios Periciales de la Procuraduría de Justicia, colocaron cinta amarilla en la zona y comenzaron a buscar evidencias.

Sobre el pavimento de la calle vía Cazerta, los policías localizaron un casquillo y una esquirla de bala; la evidencia fue levantada para que sea analizada por el ministerio público.

Mientras que el presunto responsable permaneció en el interior de su casa, sin que hasta el momento haya sido identificado.

 MARCIAL PASARÓN