19 de agosto de 2014 / 01:24 p.m.

CERRALVO.- Cerralvo es un municipio al norte de Nuevo León con nueve mil habitantes. Es más conocido por albergar el parque El Sabinal, pero en los últimos meses, el adagio 'pueblo chico, infierno grande' le viene como anillo al dedo; la presencia de un chacal en Facebook a menores de edad.

"Mi hijo es muy hiperactivo, yo empecé a notar, como madre, que mi hijo me dio un bajón fuerte, ya no quería salir, nada más se la pasaba en su cuarto", dijo la madre de uno de los afectados.

La razón no era para menos. Apenas unos meses antes, el hijo de esta mujer, de apenas 13 años, entabló amistad vía Facebook con un contacto que se presentó como Nami Black. Su foto era de una adolescente atractiva, aperlada y de cabello liso. Tras conversar por chat durante varios días, las cosas subieron de tono. Ella ofreció enviarle fotos desnuda.

"Insitó a mi hijo a tomarse unas fotografías pornográficas, mi hijo es menor de edad, una vez que logró tener las tomas de mi hijo quiso tener relaciones con él, relaciones sexuales y él no accedió, esta persona le dijo 'si no accedes las voy a publicar' y como mi hijo no accedió esta persona cumplió y empezó a mandar estas fotografías", mencionó la señora.

Ahí descubrieron que no se trataba de una jovencita. El menor no pudo controlar la situación y llegó incluso a considerar la posibilidad de quitarse la vida avergonzado por lo sucedido. La oportuna intervención de sus padres evitó una catástrofe mayor.

Luego de que trascendió este caso, se supo que no era la primera vez que esta persona atacaba en Cerralvo. La madre de otro joven, este de 18 años, detalló el mismo modus operandi.

"Era una cuenta de face, mandó unas fotos, lo estaban acosando; si no tenía relaciones con él iba a subir las fotos al face", comentó la madre de otra víctima. Al igual que con el menor, a este muchacho también le publicaron sus fotografías desnudo. En el pueblo confirmaron que esta problemática se ha extendido a los municipios de Parás, Agualeguas y Treviño.

"No estamos tranquilos, siempre andamos llamándole por celular a ver dónde anda", dijo.

Por varios motivos, las familias afectadas sospechan que el responsable es un hombre que radica en Cerralvo, pero desconocen su identidad.

Este problema ha afectado a varios jóvenes en el pueblo pero se han negado a denunciarlo por temor a ser expuestos públicamente. Las familias de los que sí lo hicieron esperan que la Procuraduría de Justicia resuelva a la brevedad este caso o de lo contrario siempre vivirán con el temor de que 'el depredador de Facebook' sigue suelto.

"Yo quisiera de verdad que ésto ya pues se supiera qué persona es, porque ésto hace daño no sólo a mi hijo sino a otros jóvenes", mencionó.

FOTO: Especial

LUIS GARCÍA