REDACCIÓN
26 de abril de 2016 / 08:30 a.m.

Monterrey.- El llamado 'Chacal' de la zona norte fue notificado de una cuarta orden de aprehensión por agresión sexual en perjuicio de una niña de 7 años, y trascendió que conocía a sus víctimas, porque fue fotógrafo de planta en una escuela primaria del sector, donde cometió los ataques.

Con este nuevo ordenamiento, Carlos Alberto Garza Garza, de 28 años, acumulará cuatro juicios por ese delito que le atribuyeron en julio del 2014, cuando fue detenido por elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones.

De acuerdo a la carpeta judicial que integra el agente del Ministerio Público, el 8 de marzo del 2014, el hombre la llamó a la niña por su nombre cuando se encontraba paseando con su bicicleta en la calle de su domicilio ubicado en la colonia Fomerrey 115.

En presencia de una de sus tías, la menor afectada mencionó que su agresor pasó por la calle a bordo de un vehículo que describió como chico de color azul marino, características que coinciden con el auto Chevrolet Chevy que tripulaba Carlos Alberto al momento de su detención en calles de la colonia El Porvenir.

Dijo que al pasar al lado de su bicicleta le pidió que se dirigiera hasta la esquina de su cuadra para que le hiciera un favor.

La niña mencionó que andaba jugando con una prima y que le pidió que se quedara cerca de la vivienda para ir a ver lo que quería el hombre, quien la obligó a subir a su carro, en el que se la llevó a otra colonia donde se estacionó frente a una plaza.

Contó que cuando estaban en ese lugar comenzó a golpearla para obligarla a quitarse la ropa.

Luego detalló los pormenores de las acciones ilícitas que la obligó a realizar antes de abandonarla en ese lugar, donde una vecina la auxilió y llamó a la policía.

Presuntamente, Carlos Alberto Garza Garza conocía el nombre de esa menor y de varios de sus familiares, porque fue fotógrafo en una escuela primaria a la que asisten la mayoría de las niñas a las que atacó sexualmente durante los meses de marzo, abril y mayo de dicho año.