GUADALUPE SÁNCHEZ Y LOURDES SOLER
14 de enero de 2017 / 12:03 p.m.

MONTERREY.- Al cumplir con su condena de cuatro años y seis meses en prisión, el único detenido, por el robo de placas al Instituto de Control Vehicular durante el 2012, Homero González López, recuperó su libertad.

Fue al rededor del medio día de este sábado cuando González López, puso pie fuera del Cereso de Cadereyta.

A pesar de que la pena por el delito de peculado ascendía a los nueve años, los magistrados de la tercera Sala Colegiada del Tribunal Superior de Justicia establecieron reducir la condena.

El representante legal y hermano del implicado, Cuauhtémoc González, habló para Telediario y explicó.

"En primera instancia a Homero se le condenó a nueve años y seis meses de pena privativa de la libertad, pero a través de una apelación se le bajó a cuatro y seis meses, después de la apelación se le mandó el expediente al juzgado de ejecución.

El juzgado de ejecución lo primero que hizo fue un cómputo de cuándo podría terminar esa pena privativa de la libertad y se determinó que empezaba el 16 de septiembre del 2012 y terminaba el 14 de enero del 2017", expuso el abogado.

El defensor indicó que no habrá una reposición del daño ya que la dependencia estatal no la ha solicitado.

"Y el Instituto de Control Vehicular no ha tenido hasta ahora interés de computar, de calcular, o llevar a cabo sus derechos en la ejecución de sentencia y no han tenido interés en decir a cuanto haciende su daño, entonces, no lo pueden retener ni siquiera por un daño que no está cuantificado" finalizó.

Cabe destacar que el presunto autor intelectual de este caso, Santiago González López, tiene pendiente una orden de aprehensión y hasta la fecha continúa prófugo de la justicia.