SANDRA GONZÁLEZ 
10 de enero de 2017 / 09:11 a.m.

MONTERREY.-  El único detenido por el robo de placas al Instituto de Control Vehicular, Homero González López podría salir libre el sábado al cumplir la sentencia de cuatro años y seis meses que le dictó un juez.

Él es el hermano del autor intelectual del robo de 311 mil 626 juegos de láminas, el cual desde el 2012 se encuentra prófugo de la justicia.

Ante el cumplimiento de la condena, el abogado defensor de González López solicitó su la libertad inmediata, sin embargo debido a que no se ha reparado el daño al erario que asciende a los 68 millones de pesos, el proceso podría alargarse.

Homero González López fue sentenciado en el 2012 y trasladado al penal de Cadereyta donde permanece hasta el momento por el delito de peculado. El fue el presunto responsable de destruir las láminas que fueron vendidas como chatarra.

Hasta el momento se desconoce el paradero de Santiago Adrián González López quien en ese entonces era el encargado de la operación del ICV.