FRANCISCO CANTÚ
3 de marzo de 2016 / 07:43 a.m.

Guadalupe.- Desesperación, incertidumbre y miedo tiene una madre de familia al no saber de su hijo en 5 días.

Leticia González se casó a los 15 años con Jorge Álvarez Vargas de 31, de este matrimonio procrearon a un hijo a quien llamaron Jorge.

Los años pasaron y los días felices se convirtieron en violentos que orilló a la madre de familia a interponer la demanda de divorcio.

El juez de lo familiar le dio la custodia a la señora Leticia y le otorgó al padre de familia la convivencia con el niño durante el fin de semana.

El viernes pasado Jorge Álvarez Vargas acudió al domicilio del pequeño acompañado por su abuelo.

"Yo presté a mi niño, le presté el niño a su abuelito y a su papá. Su papá a partir del sábado me dio la negativa de no devolver al niño. Me mandó amenazas por mensajes diciéndome que no me acercara al niño porque él iba buscar la manera de arrestarme", señaló.

Desde ese día ya no supo nada de su hijo, le habló por teléfono a su ex pareja, pero solo recibió amenazas, acudió a buscarlo a su domicilio en la colonia Cerradas de Cumbres, pero los vecinos le indicaron que el padre del menor salió la noche del sábado con maletas.

"Tengo mucho miedo. A mí me golpeo muy feo muchas veces. Mi niño estando encima de mi carro nos chocaba. No se tentaba en el corazón.

"Temo porque todo mundo me dice cuidado porque este señor está muy enojado y va a agarrar represalias contra ti, más no me importa, mientras mi niño esté bien, yo quiero mínimo verlo detrás de una reja, pero que lo muestre, que lo lleve al DIF", exigió la mujer.

Jorge desaparece
El juez de lo familiar le dio la custodia a la señora Leticia y le otorgó al padre de familia la convivencia con el niño durante los fines de semana | ESPECIAL

MINISTERIALES PIDEN DINERO PARA INICIAR BÚSQUEDA

La mujer, habitante de la colonia Agua Nueva, en Guadalupe, acudió a interponer la denuncia, pero las autoridades manifestaron que ésta va a ser turnada hasta el próximo lunes y después tendrán que transcurrir cinco días más para realizar la búsqueda.

Además aseguró que los policías ministeriales, destacamentados en Guadalupe, le solicitaron 3 mil pesos diario para intensificar la búsqueda del menor.

La mujer dijo que su preocupación se incrementa, ya que el menor tiene que tomar un medicamento especial, además de que no trae consigo sus lentes y no ha acudido a la escuela.

Su desesperación la orilló a fabricar cartelones que la ayuden a recuperar a su hijo lo más pronto posible.