20 de septiembre de 2014 / 01:34 a.m.

Monterrey.-  Efraín Torres Fuantos, asesino confeso de la menor Melany Viridiana Gómez Ramón, declaró que su comportamiento responde a los trastornos mentales de los que padece desde hace tiempo.

El indiciado declaró por más de una hora ante el Juez Penal Tercero en la Ciudad Madero, Tamaulipas, tras lo cual dio una breve entrevista en la que aseguró que tenía poco de haber abandonado una clínica psiquiátrica en la ciudad de Altamira.

"Acabo de salir de un psiquiátrico… de aquí mismo …en Altamira", declaró a los medios de comunicación.

Con voz temblorosa y tartamudeando, "El Loco" como le apodan a Torres Fuantos, dijo estar arrepentido de haber sacado a Melany del cuarto donde estaba dormida para después ultrajarla y asfixiarla, aunque según mencionó, no recuerda los detalles del ataque, pues había fumado mariguana.

"Me metí a la casa ahí mismo atrás, saqué a la niña y me  la llevé… No recuerdo nada"., dijo

"Sí yo acepto me acepto… Estoy arrepentido, en otras palabras estoy arrepentido", repitó.

El delincuente dijo que tiene apenas nueve  años viviendo en Ciudad Madero y su hogar se ubica apenas a 50 metros de distancia del lugar de donde sacó a Melany.

Por su parte, el Juez que lleva el caso, aseguró que Efraín Torres podría alcanzar una pena de hasta 70 años en prisión por el delito de homicidio.

TELEDIARIO DIGITAL

FOTO: Milenio