25 de junio de 2014 / 01:56 a.m.

Monterrey.- El policía de Fuerza Civil que ebrio protagonizó una riña en la que agredió a un joven y a tres elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Monterrey que acudieron a detenerlo a la colonia Industrial, quedó en libertad bajo las reservas de ley, porque los supuestos afectados se desistieron de la acusación que habían presentado.

Josué Martínez Ibarra fue liberado por el agente del Ministerio Público que le integra la carpeta judicial de los hechos ocurridos el pasado domingo en la mañana en un domicilio de la mencionada colonia.

Trascendió que el joven Jesús Trujillo Vargas, de 23 años de edad, resultó con lesiones de no y más, es decir, de las que no ponen en peligro su vida y no tardan menos de 15 días en sanar, por lo que prefirió desistirse de la acusación que había presentado contra el servidor público estatal.

Por su parte, los uniformados municipales tampoco quisieron presentar cargos en contra de Martínez Ibarra, quien finalmente acreditó que resultó con algunas lesiones en la cabeza por los cachazos que recibió durante el forcejeo.

Ahora, Martínez Ibarra solo quedó a disposición de asuntos internos de la corporación policiaca para la que labora, porque los funcionarios de ese departamento son los que deben resolver si es o no acreedor de una sanción administrativa.

Al tomar esa decisión, los responsables de asuntos internos deben analizar el permiso que solicitó Josué Ibarra.

Pues, aseguró que necesitaba descansar por un problema familiar que se le había presentado y en realidad utilizó el permiso para asistir a una fiesta que inició en el transcurso de la tarde del 21 de junio y concluyó hasta la mañana del pasado domingo.

FOTO: Archivo

TELEDIARIO DIGITAL