FRANCISCO CANTÚ
12 de mayo de 2016 / 07:39 a.m.

Monterrey.- Perseguir un balón para seguir jugando le costó la vida a un adolescente, quien cayó del techo de una bodega ubicada en la colonia Topo Chico, en Monterrey.

Rogelio Ricardo Martínez Vázquez, de 15 años, se encontraba jugando fútbol con unos amigos en la calle Garza García y Villaldama, pero una jugada hizo que el balón saliera disparado hacia el techo de la empresa "Abastecedora de perfiles y tubos", lo que significaba que el juego había terminado.

Ante esta situación, Rogelio, quien portaba orgulloso una playera del equipo de los Tigres, tomó la decisión de ir por la pelota y subió al techo de la bodega.

Tras ubicar el balón, lo lanzó a sus amigos, pero para su mala fortuna pisó una lámina que sirve como traga luz, la cual se encontraba en mal estado y esto hizo que cayera de una altura aproximada a los 8 metros.

El fuerte golpe con el piso alertó al velador del negocio, quien de inmediato encendió las luces de la bodega para ver qué había ocurrido, y al ir revisando el área, se llevó una desagradable sorpresa al ver al menor en un charco de sangre.

De inmediato se dirigió a la puerta e informó a los amigos del adolescente, quienes pidieron el apoyo de una ambulancia de la Cruz Verde de Monterrey.

Familiares del joven llegaron de inmediato y cayeron en una crisis de histeria cuando los paramédicos les informaron que el menor había fallecido.