MAYTE VILLASANA
22 de abril de 2017 / 10:39 p.m.

MONTERREY.- Justo cuando un peluquero colocaba una bandera de Tigres en la puerta de una barbería, una porra de aficionados de Rayados arremetió contra el negocio causando destrozos y provocando pánico entre empleados y clientes.

Fue alrededor de las 6 de la tarde de este sábado de clásico 110 cuando un grupo de aproximadamente 20 jóvenes con playeras de Rayados irrumpieron en la tranquilidad del negocio ubicado sobre la avenida San Ángel, en la colonia San Ángel Sur, en Monterrey.

La propietaria, que prefirió el anonimato, contó que llamó al negocio porque se encontraba en un parque de diversiones con su familia y dio la indicación de que colgaran la bandera.

"Yo no tuve la culpa por irle a un equipo. No entiendo por qué lo hicieron, yo aquí atiendo a Rayados y a Tigres".

AFICIONADOS
FOTO: MAYTE VILLASANA
AFICIONADOS
FOTO: MAYTE VILLASANA
AFICIONADOS
FOTO: MAYTE VILLASANA

Agregó que los jóvenes viajaban en un microbús y detuvieron su marcha para causar los actos vandálicos.

"Aquí tratamos a todos por igual, siempre damos el mejor servicio".

Con los brazos y las piernas destruyeron la puerta principal de vidrio, incluso dos de ellos resultaron gravemente heridos.

Además uno de heridos se desvaneció en el lugar en medio de un charco de sangre y sus compañeros lo trasladaron a una clínica ubicada a dos cuadras del negocio sobre la misma avenida, pero el personal médico le negó la atención debido a que había participado en un delito.

Empleados contaron que los rijosos también lanzaron latas de cervezas y una botella.

El acto quedó en un video que los mismos clientes grabaron y luego difundieron para dar con el paradero de los presuntos delincuentes, pero éstos no fueron detenidos.

La propietaria contó que los jóvenes no se apoderaron de la mercancía que también oferta en el lugar, como ropa, relojes y cintos.

Agregó que hoy había comprado cámaras de circuito cerrado pero hasta este domingo serían instaladas.

Pidió a las autoridades localizar a los agresores para mantener la seguridad de sus trabajadores porque incluso el grupo de presuntos delincuentes amenazó a un barber porque portaba una playera de Tigres.

Cabe señalar que la porra no iba escoltada por elementos de la Secretaría de Vialidad y Tránsito.