AGUSTÍN MARTÍNEZ
29 de agosto de 2015 / 06:23 p.m.

Monterrey.- Durante el mes de agosto se registraron diversos hechos violentos, entre estos más de 20 asesinatos, a lo largo y ancho del estado, que provocaron el despliegue de las autoridades y el temor de la población.

De acuerdo a datos periodísticos, en ese lapso hubo más crímenes que durante el mes de julio, lo que encendió algunos focos rojos, sobre todo en lo que se refiere a la actividad de la delincuencia organizada.

Los casos de homicidios pasionales, en riñas y también por ajustes de cuentas entre grupos del narcotráfico, ocuparon las portadas de los periódicos policiacos.

Aunque la mayoría fueron incidentes comunes u homicidios simples, algunos hechos llamaron fuertemente la atención no sólo de la autoridad, sino también de la opinión pública.

Uno de los hechos sucedió el lunes 3, cuando gatilleros le dieron muerte al padre de un elemento de la Agencia Estatal de Investigaciones en el municipio de Santiago.

Antonio Macías García, de 65 años,
viajaba en una camioneta por la carretera a Laguna de Sánchez, en el cañón de San Isidro, cuando fue atacado por desconocidos.

EL CRIMEN DEL EMPRESARIO

El 10 de agosto y en una acción adjudicada a grupos delincuenciales, el empresario hidrocálido Alejandro Ceja Rodríguez, de 45 años, murió tras recibir seis disparos en la espalda y uno en la cabeza.

La víctima se encontraba en un restaurante de la colonia Del Paseo Residencial, en el sur de Monterrey. Era uno de los principales empresarios de la Feria de San Marcos.

Otro caso fue el del joven Anuar Sebastián Martínez Zelaya, de 24 años, era oficial de Tránsito en San Pedro, e hijo del director de la Policía de dicha localidad.

Fue asesinado a tiros la tarde del viernes 14 de agosto cuando conducía su camioneta por el bulevar Díaz Ordaz a la altura de Movimiento Obrero, en Santa Catarina.

El domingo 16 se registró un drama en un hogar de la colonia Riviera del Sol, en Ciudad Benito Juárez, donde la joven Yadira Hernández Ramírez le causó la muerte a su esposo, Juan Jesús Hernández Ramos.

Al defenderse de una golpiza le clavó un cuchillo en el cuello, pero dos días después fue liberada, al comprobarse que sólo intentó proteger su integridad.

TAMBIÉN EN CADEREYTA

El municipio de Cadereyta fue el escenario del crimen de un adolescente y un supuesto trabajador de Pemex, en el bulevar Martínez Domínguez y la carretera a Allende, el día 21.

Agustín Jaime García Hinojosa, de 14 años, y Armando Hernández López, de 26, estaban maniatados y presentaban disparos en la espalda, en un acto adjudicado a la delincuencia organizada.

Otro aparente ajuste de cuentas entre narcotraficantes se suscitó la noche del martes 25 en los límites de Monterrey y San Nicolás, por la avenida Los Ángeles.

Entre Nogalar y Churubusco fue acribillada una pareja y su hijo de 3 años. Se trató de Wilfredo Castillo Sánchez, de 37 años, Lizeth Deyanira Loredo Esquivel, de 24, y el pequeño Bryan Jesús, quienes viajaban en una camioneta BMW de reciente modelo.

La mayoría de los casos, principalmente los que en apariencia fueron perpetrados por células del crimen organizado, no han sido resueltos.