3 de septiembre de 2014 / 04:58 p.m.

Monterrey.- Las tormentas eléctricas dejaron durante el mes de agosto una estela de dolor y muerte al ser causantes de al menos tres muertes de personas y un corcel.

El 4 de agosto, una joven estudiante del Latin American School, se encontraba vacacionando en Nuevo Vallarta, Nayarit, cuando un rayo acabó con su vida. Esa tarde dejó de existir Paloma Quintanilla Vega y su amiga María Inés Ramírez González quedó con heridas de gravedad.

Días después, el 13 de agosto Arturo Daniel Rodríguez Oviedo, de 20 años de edad, regresó a casa luego de un difícil día laboral, cuando intentó abrir con la llave el barandal de su hogar, y a causa de la tormenta eléctrica que se dejó sentir en la ciudad, sufrió una descarga eléctrica por un rayo.

En un rancho de Linares un rayo les quitó la vida a un hombre y su caballo, cuando ocurría una tormenta eléctrica en la región citrícola el jueves 14 de agosto; ahí murió Juan Cázares Arreola, de 50 años de edad.

Una semana después, el jueves 21 de agosto, un campesino de Galeana tuvo la mala idea de refugiarse, junto a su perro, bajo un árbol en una tormenta eléctrica, minutos después de hacerlo un rayo los mató.

De esta manera, los medios locales dieron cuenta al menos de tres muertes de personas, de un caballo y un perro a causa de no saber qué hacer cuando se desata una tormenta eléctrica.

FOTO: Especial

CÉSAR CUBERO