REDACCIÓN
30 de julio de 2015 / 10:59 p.m.

El conductor de la camioneta de tres y media tonelada que chocó de frente con el taxi en el que viajaban los tres integrantes de una familia que murieron el pasado domingo, en Ciénega de Flores, quedó vinculado a proceso y fue trasladado al penal del Topo Chico.

Daniel Baena Gaspar fue presentado ante un juez de control regional que lo consideró probable responsable del homicidio culposo de Miguel Ángel Echazarreta Trujillo, de 49 años, su esposa, Mayra Guadalupe Terán Vázquez, de 48, y la hija de ambos, Fernanda Echazarreta Terán, de 12.

Por lo que después de escuchar los hechos que narró el agente del Ministerio Público que integra la carpeta judicial del caso, el juzgador, resolvió el traslado de Baena Gaspar al reclusorio.

Además, concedió un mes de plazo al representante social para que concluya la investigación del percance que ocurrió en el kilómetro 53, de la carretera libre a Laredo.

Inmediatamente después de que se registró el accidente, Daniel Baena, quien conducía un camión propiedad de la empresa Trébol, fue señalado como el responsable de la tragedia.

Pues, de acuerdo a las condiciones en las que quedó la camioneta y el taxi en el que viajaban las víctimas, los elementos de la Policía Federal, división, caminos establecieron que Daniel Baena invadió el carril por el que se desplazaba el vehículo de alquiler.

El auto de las víctimas encabezaba una caravana de vehículos de varios familiares con los que regresaban de un día de campo que habían disfrutado en las turbinas del municipio de Sabinas.

Los familiares de las víctimas fueron los principales testigos del trágico desenlace que tuvieron los únicos integrantes de la familia Ehazarreta Terán, quienes vivían en el municipio de Escobedo.