MARCELA PERALES
6 de agosto de 2015 / 10:07 p. m.

Cadereyta.- Alan Alejandro Molina Hernández estaba deseoso por cumplir la mayoría de edad para poder trabajar formalmente y continuar con sus estudios.

La muerte impidió que cumpliera sus objetivos la noche del miércoles, cuando cayó a un pozo donde la Comisión Federal de Electricidad colocaría unas torres de alta tensión, en Cadereyta.

"Era muy difícil encontrar trabajo, estaban truncados sus estudios y él lo que quería era cumplir sus 18 años y buscar un trabajo, tener seguro y seguir adelante", declaró su hermano, José Molina.

Alan era el menor de cuatro hermanos, el más allegado a él era José, quien lo recuerda con tristeza, pues aún no asimila lo sucedido.

"Siempre tiene que ver dos hermanos que son muy pegados y toco la casualidad de que yo era uno de ellos y es muy difícil para uno asimilar las cosas", confesó.

POZO CFE
Después de accidente, tapan pozos. | MARCELA PERALES

Otro de sus hermanos, Ángel, lo recuerda como el más alegre de su familia y de muchos amigos que tenía.

"Era el más alegre de todos aquí en la casa, por ser el más chico,muy alegre... Tenía muchos amigos aquí en la cuadra, muchos lo seguían".

La familia está luchando por aceptar la pérdida de Alan, y encima de ello, piden justicia por el accidente.

Aunque acudieron a la Comisión, no obtuvieron respuesta.

"Lo único que pedimos es que se encuentre el responsable, que busquen al responsable y que no se echen la pelotita uno al otro porque tanto Javer le echa la culpa a Comisión, Comisión le echa la culpa a Agua y Drenaje, nos mandaron a Comisión, nos mandaron con una persona y esa persona nos mando con otra".

Sus hermanos piden que alguien se haga responsable, pues la zona no estaba señalizada.

Alan fue velado en su domicilio la noche del jueves y este viernes será sepultado en un panteón ubicado en Cadereyta.