FRANCISCO JAVIER CANTÚ
8 de octubre de 2015 / 06:45 a.m.

Apodaca.- El incendio de un poliducto de Petróleos Mexicanos (Pemex), provocado por una toma clandestina, ocasionó el desalojo de decenas de personas, así como la movilización de cuerpos de auxilio y autoridades federales, estatales y municipales en Apodaca.

Fue a las 21:00 horas del miércoles cuando llamas de hasta tres metros de altura y una espesa columna de humo negro, provocaron alarma a quienes habitan en la colonia Portal de Santa Rosa.

De inmediato unidades de Bomberos y de Protección Civil de Apodaca se concentraron en un baldío, ubicado sobre la calle Del Arco y Hacienda Santa Irma en la citada colonia.

Mientras un grupo se encargaba de controlar el fuego, personal de la policía municipal indicaba a los vecinos que salieran de sus casas para evitar cualquier situación de riesgo.

En cuestión de minutos la zona fue cerrada por personal de Pemex, policía local y del Ejército Mexicano.

Máquinas de Bomberos Nuevo León y de varios municipios se concentraron en el lugar para evitar alguna eventualidad en el siniestro.

Los primeros informes indican que todo se originó al momento que varias personas intentaban ordeñar el poliducto, pero algo salió mal y provocaron el incendio.

A pesar de lo grave de la situación, las personas que lo originaron se dieron a la fuga.

En el lugar había una excavación, además de la herramienta que fue utilizada para realizarla.

Hasta las 2:30 horas de este jueves, las familias que habían sido desalojadas, esperaban que los cuerpos de auxilio les dieran la autorización para poder regresar a sus domicilios.

Tras el incidente no se reportaron personas lesionadas.

CONTROLAN EL FUEGO

Mediante un comunicado, Pemex informó que el incendio se originó por una toma clandestina instalada en el poliducto Cadereyta-Satélite, por lo que de inmediato se ordenó el cierre de las válvulas.

Hasta el lugar fueron enviados técnicos especializados, quienes retiraron las herramientas colocadas clandestinamente por los delincuentes.