REDACCIÓN 
16 de marzo de 2015 / 07:29 p.m.

MONTERREY.- Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones identificaron al albañil que fue encontrado muerto en una camioneta abandonada en calles de la colonia Agropecuaria Lázaro Cárdenas, en el municipio de Escobedo, y detuvieron al hombre que lo asesinó a golpes, presuntamente, por celos.

El fallecido que tenía varias horas de haber muerto, cuando trascendió el hecho, fue identificado como Tirso Rodríguez Llanas, de 47 años de edad, y era propietario de la camioneta Town Contry, modelo 1997, en la que descubrieron su cuerpo.

Muerto camioneta Escobedo
Las autoridades se movilizaron la tarde del sábado en la colonia Agropecuaria Lázaro Cárdenas | ISRAEL SANTACRUZ

Horas después de recibir el reporte del hallazgo, los investigadores estatales capturaron a Gerardo Villaverde Reséndiz, de 33 años, como presunto responsable del hecho violento.

Pero, por el momento, Villaverde Reséndiz está a disposición del agente del Ministerio Público por delitos contra la salud, porque traía droga al momento de su detención.

Fueron vecinos de la mencionada colonia, quienes reportaron la unidad abandonada, desde el viernes 13 de marzo en la mañana, en Calle Sin Nombre y Antiguo Camino a San José los Sauces.

Al llegar al lugar para verificarla, los investigadores estatales descubrieron el cuerpo de Rodríguez Llanas, en la cajuela.

lo asesinó por tocamientos a su esposa

Los ministeriales y peritos de la Procuraduría de Justicia confirmaron que el albañil fue agredido a golpes y, presuntamente, estrangulado con un cable que tenía enredado en el cuello.

Tras ser capturado, Gerardo Villaverde confesó su responsabilidad y explicó que el occiso era su compañero de trabajo y que el jueves en la tarde al terminar de trabajar decidieron reunirseo a ingerir bebidas embriagantes.

Mencionó que para eso lo invitó a su casa, pero Tirso quiso hacerle tocamientos a su esposa y eso le molestó, por lo que lo agredió con un cable.

Sin embargo, los testigos de los hechos, entre quienes se encuentra la esposa del presunto y un cuñado, negaron esa versión y aseguraron que Gerardo Villaverde atacó repentinamente a su compañero de parranda y tras agredirlo lo despojó de su dinero, luego le ayudaron a trepar el cuerpo a la camioneta, en la que lo abandonó.