AGUSTÍN MARTÍNEZ
27 de abril de 2016 / 09:45 p.m.

Monterrey.- Por lo menos nueve automóviles quedaron con llantas ponchadas al caer en una alcantarilla cuya rejilla se desprendió, en la avenida Morones Prieto, frente a la colonia Loma Larga.

Los hechos fueron reportados en los carriles exprés a la altura de la calle Carmelita, frente a la colonia Loma Larga.

Uno de los afectados se desplazaba hacia su trabajo en un automóvil Nissan Tsuru, el cual quedó con daños.

“Caí en la alcantarilla que se cayó la tapa, no pusieron ningún señalamiento y caímos ahí”, dijo.

La rejilla que se desprendió mide aproximadamente un metro por 60 centímetros. La pieza se salió de su lugar probablemente a causa del propio tráfico vehicular y la falta de mantenimiento.

Otro de los conductores que resultó afectado dijo llamarse Abraham Garza, quien a bordo de un Chevrolet Aveo regresaba a su vivienda en el sur de Monterrey.

“Iba de poniente a oriente, y pues estaba la alcantarilla abierta, y pues se acabó, me orillé”, comentó.

Durante un largo rato los afectados esperaron el arribo del personal de Tránsito y Vialidad, hasta que llegó un oficial del grupo motorizado.

Él tomó conocimiento de los hechos y turnó los oficios al departamento de Peritajes de la corporación, con el fin de que se analicen los daños y el Municipio se haga cargo de los gastos.

“De hecho el agente ya me indicó, se llama Ángel, ya me dijo que llenara este formato, y ya va a levantar el reporte, ya nada más estoy esperando el seguro, y pues yo, el trámite”, comentó otro de los afectados.