MAGALY MONSIVÁIS
18 de julio de 2015 / 08:37 a.m.

Monterrey.- El 18 de julio del 2014 las ciudades de Monterrey y Tampico amanecieron con una estremecedora noticia; una niña regia de siete años que se encontraba de vacaciones en Playa Miramar fue raptada durante la madrugada y se encontraba desaparecida.

La menor, Melany Gómez Ramón había viajado con la ilusión de conocer el mar, en compañía de más de 50 familiares, quienes se instalaron en un complejo de departamentos, en Ciudad Madero.

Al arribar a la ciudad tamaulipeca la familia llegó rápidamente a la playa y tras su primer día como turistas decidieron regresar al departamento a descansar.

Eran las 3:00 horas cuando Liliana Ramos Rodríguez, madre de la niña observó dentro del cuarto la silueta de un hombre con una menor cargada, pero al tratarse de un viaje familiar pensó que era uno de sus hermanos que cambiaba de cama a un sobrino.

Su instinto de madre no la dejó tranquila y de inmediato se levantó, al percatarse de la ausencia de la menor, la mujer despertó a su familia y comenzó lo que serían las peores vacaciones.

Inmediatamente los familiares comenzaron con la búsqueda de la niña, al mismo tiempo que acudían a la Procuraduría a interponer la denuncia, pero ahí no recibieron aliento alguno, pues les informaron que era imposible activar la Alerta Amber, ya que el municipio no maneja ese tipo de búsqueda.

Fue hasta 16 horas después, cuando medios de comunicación de Monterrey informaron lo sucedido, que la Procuraduría de Tamaulipas activó la alerta y colocaron su fotografía en una ficha con información
.
Mario Gómez Téllez, padre de la menor, así como Ramos Rodríguez y familiares buscaron a la menor en todas las calles del fraccionamiento Miramar 2.

A un año del caso Melany la herida sigue abierta

Melany fue buscada en todos los rincones de la ciudad, excepto en un predio de la Primera Zona Naval en Madero, Tamaulipas.

Ahí fue encontrada muerta 36 horas después, en una zona conocida como Pineda Sur. La niña sólo tenía puesta una blusa en color rosa.

Rosalba Hernández Gutiérrez, agente segunda del Ministerio Público informó que la causa de la muerte de Melany fue por asfixia.

CAE "EL LOCO"

Dos meses después del hecho, el Procurador de Tamaulipas, Ismael Quintanilla, presentó a Efraín Torres Fuantos, alías ‘El Loco’ , a quien se identificó como el responsable del rapto, violación y asesinato de la menor. El acusado ya contaba con antecedentes penales.

Ismael Quintanilla, dijo que en el lugar donde fue hallado el cuerpo de la menor encontraron un reloj, objeto que fue evidencia para localizar al agresor.

A un año del caso Melany la herida sigue abierta

Durante las investigaciones se detuvieron a cuatro personas entre ellos a 'El Loco', quien en las indagatorias resultó ser el presunto homicida.

En su declaración, 'El Loco' dijo que el día del rapto había consumido mariguana, después entró a la vivienda donde se hospedó la familia de Melany y sustrajo a la menor.

A 11 meses del hecho, los familiares de la menor esperan que ya se dicte sentencia, pues desean darle la vuelta a la página.

Mientras tanto, el detenido, de 32 años permanece sujeto a un procedimiento ordinario, debido a que no se comprobaron sus aparentes trastornos mentales.