ISRAEL SANTA CRUZ
21 de mayo de 2017 / 07:13 a.m.

MONTERREY.- Un grupo de jóvenes que se encontraban en una reunión en una casa del centro de Monterrey pasaron un gran susto al percatarse que su auto, estacionando al frente de la casa, comenzó a arder en llamas.

El incidente ocurrió afuera de la casa marcada con el número 830 de la Calle Porfirio Díaz, entre Arteaga y Carlos Salazar, en el centro de Monterrey. En dicho punto varios jóvenes se encontraban conviviendo cuando de pronto escucharon estallidos afuera de la casa y una columna de humo que comenzaba a ingresar a la vivienda.

Al salir de la propiedad se percataron de que el automóvil Chevrolet Cobalt en color amarillo de uno de los jóvenes se encontraba completamente en llamas por lo que intentaron apagarlo, aunque sin éxito.

De inmediato llamaron a cuerpos de emergencia y acudieron al lugar elementos de Bomberos de Nuevo León, así como rescatistas de Protección Civil Monterrey y elementos de la Policía Militar.

Tras varios minutos de maniobras el incendio del auto quedó controlado, aunque el vehículo quedó completamente inservible.

Al tratar de encontrar las causas del incendio observaron que a pocos metros había una mochila tirada, la cual en su interior había un bote de plástico con restos de gasolina, por lo que se cree que el incendio fue provocado.

El incidente no dejó personas lesionadas aunque los propietarios de la vivienda cuestionaban a vecinos si habían observado anomalías en la zona y con ello dar con los responsables del incendio. Sin embargo nadie pudo observar a quién le rociaron de gasolina el vehículo.

Cabe destacar que afuera de la casa donde ocurrió el incendio hay una cámara de circuito cerrado, aunque para desgracia de los propietarios no se encontraba en funcionamiento.

Será después de las investigaciones que se determine pistas de los posibles responsables.