25 de marzo de 2014 / 12:25 a.m.

Monterrey.- La Procuraduría de Justicia en el Estado tiene un par de días para resolver, finalmente, la situación legal de los tres aficionados rayados que el pasado 1 de febrero agredieron a uno de Tigres al finalizar el Clásico Regio en el Tecnológico de Monterrey.

Lo anterior, ya que los jovencitos que actualmente se encuentran arraigados por el robo con violencia y lesiones que le causaron a Cruz Arvizu García fueron ubicados y detenidos en el transcurso de la última semana del pasado mes de febrero.

El primero en ser detenido fue Ricardo Calderas Guevara, de 19 años de edad, quien horas después del ataco reveló su participación en los hechos al realizar diversas publicaciones en las redes sociales.

Por esa situación, Calderas Guevara se convirtió en el primer identificado e involucrado en el caso.

Tras su detención en un domicilio de la calle Hierro, en el Barrio Acero de ciudad Solidaridad en Monterrey, Ricardo Calderas delató a sus supuestos cómplices Juan Carlos Pérez Morales, de 23 años de edad, y Miguel Ángel Garza Prieto, de 27.

Confesó que entre los tres atacaron al aficionado de Tigres, a quien, después de golpear y causarle diversas lesiones graves, lo despojaron de las pertenencías que llevaba consigo al momento de los hechos ocurridos al finalizar el clásico.

Juan Carlos y Miguel Ángel fueron ubicados por los elementos de la Agencia Estatal dos días después de la detención de Ricardo Calderas.

Por lo que los tres están por finalizar el arraigo de 30 días que les aplicó el agente del Ministerio Público que integra la averiguación de los acontecimientos.

Redacción