REDACCIÓN
28 de agosto de 2015 / 06:14 p.m.

Monterrey.- Las armas de alto poder con las que acribillaron a la pareja y al pequeño, de 2 años de edad, aparentemente, están relacionadas con varios homicidios y la pistola escuadra que traía el hombre ejecutado fue utilizada en asaltos con violencia registrados en diversos puntos de Monterrey y su área metropolitana.

Aunque, las autoridades manejan con hermetismo las investigaciones del caso, en el que murieron Lizeth Deyanira Loredo Esquivel, su hijo Brayan Jesús Loredo Esquivel, y su pareja Wilfredo Castillo Sánchez, trascendió que los presuntos asesinos han participado en otros hechos violentos, principalmente, en el municipio de Cadereyta.

Fueron peritos de la dirección de Criminalística y Servicios Periciales de la Procuraduría de Justicia, quienes detectaron la participación, en diversos hechos violentos, de los fusiles que accionaron los presuntos responsables de la triple ejecución y la que portaba Castillo Sánchez.

Los expertos en balística llegaron a esa conclusión después de analizar los casquillos y las armas involucradas en el triple homicidio ocurrido la madrugada del pasado miércoles, en la avenida Los Ángeles, en los límites de Monterrey y San Nicolás.

Al inicio de las investigaciones se mencionó que Wilfredo Castillo, aparentemente, trató de defenderse con un arma tipo Uzi calibre .9 milímetros, pero los peritos de criminalística confirmaron que él accionó un pistola escuadra de ese calibre, la cual quedó asegurada.

Los elementos de la Agencia Estatal encontraron esa arma en el interior de la camioneta BMW que tripulaban las tres víctimas, la cual se impactó contra un poste después de que fueron acribillados por tres ocupantes de un ecotaxi.

Desde el día de los hechos, los investigadores estatales tratan de identificar y ubicar a esos sujetos que, de acuerdo, a los videos que captaron las cámaras de seguridad del lugar les dieron el "tiro de gracia" a las tres víctimas.