9 de octubre de 2014 / 11:55 a.m.

Monterrey.- El hombre que confesó haber asesinado y escondido el cuerpo de su esposa dentro de un tambo en un domicilio del municipio de García, fue arraigado por 30 días por la Procuraduría de Justicia.Juan Carlos García Salazar fue trasladado anoche a la casa de seguridad número 1, ubicada en el Barrio Antiguo.Ahí quedó a disposición del agente del Ministerio Público que le integra la averiguación previa criminal por considerarlo presunto responsable del homicidio calificado de María Guadalupe Gallardo Cázares.En la declaración que hizo ante el fiscal, García Salazar mencionó que tenía un mes de estar separado de su esposa, quien lo había dejado solo con su hija de 10 años de edad, en la casa donde finalmente la asesinó, en la colonia Hacienda del Sol, en García.Detalló que hace unos 15 días, Gallardo Cázares regresó a la casa, pero solo para advertirle que no regresaría a su lado y que se iba a llevar a su hija.Juan Carlos manifestó que la actitud de su mujer le molestó y comenzó a golpearla con puños y pies, y luego a martillazos, hasta que la dejó sin vida. Luego ocultó el cuerpo en un tambo de 200 litros, al cual le prendió fuego para evitar que expidiera malos olores, porque lo tenía en el patio de su domicilio.Para robustecer con pruebas la versión del implicado, el fiscal pidió el arraigo que actualmente cumple.En tanto, la Procuraduría espera el resultado de los exámenes periciales para confirmar la identidad de la víctima.Aunque todos los indicios y evidencias señalan que se trata de María Guadalupe Gallardo Cázares, las autoridades deben confirmar científica y legalmente esa información.Por ello, los familiares de la mujer no han iniciado los servicios funerarios, pues dichos estudios podrían demorar desde dos días hasta dos semanas.La mujer tenía dos semanas desaparecida. Durante ese lapso, su pareja hizo creer a los familiares que ella se había ido de viaje a Guadalajara.FOTO: Milenio

REDACCIÓN