9 de septiembre de 2014 / 12:28 a.m.

Monterrey.- Aunque, Braulio Hernández Rodríguez confesó haber asesinado e incendiado a su esposa viva, porque lo hartó su padecimiento de ansiedad y nervios, la Procuraduría de Justicia decidió arraigarlo para complementar la investigación del crimen.

Hernández Rodríguez, quedó retenido y a disposición del agente del Ministerio Público que integra la averiguación del caso, luego que fuera capturado horas después de los hechos que trascendieron el pasado sábado.

El hombre es considerado presunto responsable del homicidio calificado de su esposa Rocío Domínguez Carrizales, de 28 años de edad, a quien golpeó y después roció de gasolina en el baño de una de las recámaras del segundo pido de su domicilio ubicado en la colonia Tres Caminos de Guadalupe.

FOTO: Especial

REDACCIÓN