AGUSTIN MARTÍNEZ
24 de enero de 2017 / 06:24 p.m.

MONTERREY.- Con la probable amputación de la pierna izquierda y con serias fracturas en la derecha, resultó una mujer al ser atropellada por un camión urbano en la avenida Félix U. Gómez.

La afectada se disponía a cruzar bajo un puente vehicular cuando fue impactada por la pesada unidad, cuyo operador trató de retornarse sin las debidas precauciones.

Los hechos ocurrieron momentos antes de las 15:00 horas del martes en la referida arteria, a la altura de la calle Profesor R. Ramírez, frente a la Delegación Regional del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Hasta aquel sitio se desplazaron elementos de la Cruz Roja Metropolitana, quienes tuvieron que utilizar el equipo de rescate y apoyarse con una grúa, debido a que la señora quedó atrapada debajo de las llantas del camión.

La mujer fue identificada como María Guadalupe Pérez Allende de 56 años de edad, quien fue trasladada en condiciones delicadas al Hospital Universitario.

Como probable responsable de los hechos, las autoridades ministeriales mantienen bajo investigación a un operador de la ruta 93, cuyo recorrido comprende los municipios de Monterrey y Guadalupe.

Debido a que no está a disposición de una autoridad judicial, los datos generales del chofer no fueron dados a conocer. Él se desplazaba en la unidad número 133.

De acuerdo con los reportes, el transporte circulaba inicialmente hacia el norte por la avenida Félix U. Gómez, e intentó tomar el retorno que se ubica junto al canal de Santa Lucía.

Fue en ese sitio, bajo el puente vehicular ubicado frente a la delegación del IMSS, donde la mujer fue arrollada y alcanzada por las llantas del lado izquierdo.

Sus piernas quedaron con severas lesiones y con el riesgo de una amputación. Las ruedas posteriores quedaron sobre sus extremidades cuando el operador se detuvo, tras los gritos de los testigos.

Luego de su arribo y tras realizar varios intentos por rescatarla utilizando el equipo hidráulico, los socorristas le pidieron apoyo al operador de una grúa para que levantara al camión por medio de la defensa posterior.

Durante las maniobras de auxilio y rescate, a Pérez Allende le proporcionaron oxígeno y por momentos estuvo a punto de perder la conciencia.

A través del Ministerio Público, las autoridades investigan los pormenores de los hechos con el fin de determinar si se presentarán cargos judiciales en contra del operador.