AGUSTÍN MARTÍNEZ
16 de abril de 2015 / 09:34 p.m.

Monterrey.- Alondra estaba por cumplir sus quince primaveras. Todo estaba listo para que su familia y amistades la festejaran en grande el próximo 1 de mayo.

Todo estaba listo: El vestido, la misa, la recepción… todo. Pero el destino no quiso que la adolescente llegara a esa importante fecha.

La tarde del martes acudió a comprar unos zapatos al centro de la ciudad.

Se disponía a regresar a su casa, en la colonia Alfonso Reyes, del sur de Monterrey, cuando un camión urbano la atropelló y acabó con su vida en el cruce de las calles Juárez y Washington.

Alondra Guadalupe Ortiz González estaba en la flor de su existencia. Apenas comenzaba a vivir y tenía muchos sueños y metas que deseaba cumplir.

"Estaba en segundo mi bebé. Estaba en segundo de secundaria. Ella quería ser chef. Su primo es chef y ella quería ser igual que él”, expresó entre sollozos su señora madre, María del Carmen González Acevedo.

Alondra Guadalupe
La fiesta de XV años estaba lista. Los familiares y amigos de Alondra esperaban con ansia que llegara el viernes 1 de mayo. | AGUSTÍN MARTÍNEZ

El ama de casa, de 34 años, recordó los últimos momentos con su hija. La menor se reuniría con su papá en el centro, pues él se desempeña como comerciante ambulante.

"Ella iba a comprar sus zapatos para la secundaria, y unos tenis. A eso fue al centro, a comprarse sus zapatos, mi niña", dijo la señora.

La fiesta de XV años estaba lista. Los familiares y amigos de Alondra esperaban con ansia que llegara el viernes 1 de mayo. Desafortunadamente el destino se opuso, y la muerte, celosa de la alegría que la niña estaba viviendo, decidió impedir el evento.

"Teníamos planes con ella. Íbamos a hacerle su quinceañera a mi niña. Ya teníamos todo preparado para sus quince años", recalcó María del Carmen.

Desde la noche del miércoles el cuerpo de la menor fue velado en su propio domicilio, ubicado en la parte alta de la calle Prolongación Hilario Martínez, en la colonia Alfonso Reyes.

Como si estuviera dormida, lucía su vestido rosa de quince años. Una lona con los nombres y condolencias de sus compañeros de la secundaria número 19, enmarcaba el féretro dentro de la humilde vivienda.

Alondra Guadalupe
A las 16:00 horas Alondra Guadalupe fue sepultada en un panteón del municipio de Juárez. | AGUSTÍN MARTÍNEZ

Su madre sabe que ya nada regresará la vida de Alondra, pero no desea que más personas y más familias, sufran por los accidentes que ocurren en las calles de Monterrey.

"Que se fijen los choferes; que manejen con más prudencia, porque manejan a lo loco. Por ir jugando a las carreritas, pasó lo que pasó con mi bebé", externó.

A las 14:00 horas del jueves se llevó a cabo una misa de cuerpo presente en la parroquia Nuestra Señora de la Merced, en la colonia Jardines de Roma.

Allí la joven fue recibida por sus compañeros y maestros de la secundaria, ubicada en Río Nazas y Santos Cantú Salinas.

A las 16:00 horas Alondra Guadalupe fue sepultada en un panteón del municipio de Juárez.