MARCIAL PASARÓN
28 de septiembre de 2017 / 07:04 a.m.

ZONA METROPOLITANA.- Inundaciones en diferentes puntos de la ciudad, automovilistas atrapados que tuvieron que ser auxiliados por rescatistas y el desbordamiento de un arroyo en Apodaca, fue el saldo que dejó a su paso una tormenta que cayó durante la madrugada en Monterrey.

La lluvia comenzó a sentirse en toda la zona metropolitana a partir de la media noche del miércoles.

El aguacero activó la alerta en las diferentes corporaciones de Protección Civil en la ciudad.

La tormenta se sintió con mayó intensidad en los municipios de Guadalupe, Juárez, Apodaca y San Nicolás de los Garza.

Unidades de rescate se movilizaron en diferentes puntos de la zona metropolitana.

Sobre la avenida Miguel de la Madrid, la colocación de muros de concreto en el camellón central a la altura del puente López Mateos, provocó que ese tramo se convirtiera en una inmensa alberca.

El estancamiento del agua y la corriente hacía el lecho del río Santa Catarina, puso en riesgo la vida de varios automovilistas.

En esa zona de la ciudad, cinco personas que quedaron atrapadas en sus automóviles fueron rescatadas por personal de Protección Civil del Estado. 

Sus vehículos fueron arrastrados por la corriente y al quedar varados en medio del encharcamiento, los automóviles materialmente flotaron en el agua. 

Durante la madrugada se observaron vehículos varados sobre avenidas como Miguel Alemán, López Mateos en Apodaca, Las callesdel parque industrial Monterrey quedaron bajo el agua.

Los arroyos seco, talaverna y Topo Chico aumentaron considerablemente su nivel; en la colonia Pueblo nuevo se reportó que un arroyo se desbordó y el agua inundó algunos domicilios.

Asimismo, en la colonia San Ángel Sur varias casas se vieron afectadas por las corrientes de agua. 

mmr