ISRAEL SANTACRUZ
23 de julio de 2015 / 10:30 p.m.

Monterrey.- Un asaltante presuntamente primerizo saltó una estética en la colonia Pedregal de Cumbres, al poniente de Monterrey, lesionando indirectamente a dos personas, y huyendo con más de 12 mil pesos.

Los hechos se registraron la tarde de este jueves, en la estética Mythos, ubicada en Hacienda Santa Martha 4461, casi esquina con Hacienda El Rebozo, en la citada colonia, habiendo en el interior cinco clientas y dos empleadas.

De pronto un hombre de apariencia pandillero y con un tatuaje en el antebrazo derecho, arribó al sitio amagando a las siete mujeres con un arma corta, y diciéndoles que dejaran sus cosas y se tiraran al suelo.

A pesar de ver el arma, el asombro de las empleadas fue mayúsculo y les impidió reaccionar, continuando con sus actividades como si nada ocurriera, ignorando al maleante. Esto provocó el enojo del asaltante, que de nueva cuenta repitió la orden a las siete mujeres, para ser de nueva cuenta ignorado. Incluso, señaló una testigo, una de las mujeres se levantó de su asiento y tomó su teléfono celular de una mesa frente a ella y lo guardó en la bolsa.

El ser ignorado por segunda ocasión la molestia del asaltante, por lo que disparó al suelo el arma y causando la histeria colectiva en el local, lesionando además a una clienta y a una empleada al rebotar esquirlas de la bala en diversas partes del cuerpo.

Las lesionadas responden a los nombres de Danya Alejandra Madrazo Olguín, de 20 años, y con lesiones en el oído y una rodilla; así como Hedisa Carmín García Barboza, de 29 años, con lesiones en antebrazo izquierdo y pie derecho; clienta y empleada respectivamente.

Al observar la histeria colectiva que provocó, los gritos de las mujeres y el haber detonado el arma, presumiblemente una 9 milímetros, el delincuente huyó con 12 mil pesos que había en la caja y con las pertenencias de cinco de las siete mujeres, escapando a bordo de una camioneta roja.

Minutos más tarde arribaron al sitio elementos de Fuerza Civil, quienes peinaron la zona en busca del ladrón, aunque sin encontrar rastro de él; mientras paramédicos de Cruz Verde Monterrey revisaron a las lesionadas, aunque sólo se les practicaron curaciones, pues sus heridas no requirieron traslado a ningún hospital.