AGUSTÍN MARTÍNEZ
2 de diciembre de 2016 / 06:23 p.m.

APODACA.- Los vecinos de Misión Real, en Apodaca, ya lo veían venir. La delincuencia común estaba desatada, y los robos y asaltos eran ya "el pan de cada día".

Por eso no les pareció tan sorpresivo el hecho en el que un delincuente fue liquidado de un certero balazo, por el padre de una adolescente que fue asaltada mientras atendía un pequeño negocio de abarrotes.

La señora Valeria Jasso, quien habita en aquella zona, refirió que su esposo observó los movimientos previos de los dos asaltantes.

Las personas se quejan de que Misión Real, como la mayor parte de la ciudad, es prácticamente una tierra sin ley.

Por tal motivo les hacen un llamado a las autoridades estatales y municipales, pues no quieren más hechos de violencia.

"Que pasaran más seguido las patrullas. Que de perdido piten y que no apaguen las torretas, porque sí las apagan. Yo he visto, porque yo salgo muy tarde del trabajo. A mí el transporte me deja a las 12:00 (de la noche), y a veces pasa la patrulla", puntualizó la señora Jasso.

El sujeto ultimado de un balazo en el pecho no ha sido identificado. La Policía tiene como testigo a un joven conocido como "Topo", hermano de la víctima del robo violento.

Se señala al padre de ellos como quien le disparó al maleante, al momento de forcejear mientras trataba de defenderla.

Alrededor de las 19:30 horas ingresaron dos sujetos: uno robusto, de unos 30 o 35 años; el otro delgado y moreno, de entre 20 y 25.

El primero se paró detrás de la joven y le colocó un objeto en la espalda, al parecer una pistola. El otro delincuente sacó un cuchillo y le ordenó que no se moviera, o la mataría.

"Topo" observó el ilícito y le avisó a su papá, pues habitan casi enfrente. El taxista de 40 años se dirigió a defenderla, y durante el forcejeo se escuchó una detonación.

Acto seguido los dos malhechores salieron corriendo, pero el más joven se desvaneció y quedó sin vida en la calle Mondrian, entre Durero y Girasol, a 40 metros de la tienda.

Trascendió que el papá de la dependiente sufrió algunas heridas y se fue en busca de ayuda médica. Las autoridades no confirmaron su retención.