19 de junio de 2014 / 11:48 a.m.

Monterrey.- Tras una persecución a lo largo de casi un kilómetro, y luego de que volcaran su vehículo, tres sujetos fueron capturados por policías de Guadalupe, momentos después de que asaltaran una tienda en la colonia Contry.

Uno de los asaltantes resultó lesionado. Uno de los detenidos, el que resultó con diversos traumatismos a causa de la volcadura, se identificó como Julio Adrián Guzmán Sepúlveda, de 34 años de edad.

Él viajaba como acompañante en un automóvil Nissan Áltima color gris, con placas de Nuevo León, el cual se accidentó sobre el puente Solidaridad, a la altura de Revolución, frente a la colonia Rincón de la Primavera, en los límites de Monterrey y Guadalupe.

En el sitio fueron sometidos el conductor y un segundo acompañante, a quienes los policías trasladaron en forma inmediata a la comandancia guadalupense, junto con el vehículo.

Según los informes, alrededor de las 2:15 horas Guzmán Sepúlveda y sus dos cómplices llegaron al negocio ubicado en Paseo de las Américas y Manuel Acuña, colonia Contry Sol.

Allí supuestamente amenazaron con una pistola a la cajera, a quien despojaron de  mil pesos y varias cajetillas de cigarros, luego de indicarle que eran miembros de la delincuencia organizada.

Sin embargo, cuando los sujetos se disponían a retirarse, la afectada pidió el auxilio de elementos policiacos guadalupenses que pasaban por el lugar, comenzando así la persecución.

Esta se prolongó hacia el puente Solidaridad, rumbo a la avenida Revolución, donde el conductor del Áltima perdió el control del volante al pasar por la curva.

El coche primero se estrelló contra el muro de contención y después perdió su posición normal, siendo capturados los tres ocupantes.

Elementos de Protección Civil de Monterrey y socorristas de la Cruz Roja se dirigieron al sitio del accidente y le dieron el auxilio al único lesionado.

Guzmán Sepúlveda fue llevado bajo custodia policiaca al hospital Universitario, mientras será sometido a las respectivas investigaciones criminales.

El caso fue manejado con hermetismo por parte de los policías de Guadalupe, pues además de llevarse el auto rápidamente, no dieron a conocer los nombres de los otros dos delicuentes.

Tampoco informaron si hubo aseguramiento de armas, aunque varios testigos señalaron que el vehículo de los inculpados presentaba diversos impactos de bala.

AGUSTÍN MARTÍNEZ