18 de septiembre de 2014 / 12:49 p.m.

Monterrey.- El joven encontrado ejecutado el pasado lunes en Apodaca, era hijo de un funcionario del municipio de Escobedo y supuestamente lo victimaron porque se dedicaba a distribuir cocaína de forma independiente.

Emilio Manuel López Lozano, de 28 años de edad, era hijo del titular de dicha dependencia municipal, Vicente López Barraza.

Una fuente allegada a las investigaciones del caso confirmó el parentesco del occiso con el empleado de la actual administración de Escobedo y precisó que fue el domingo en la tarde, cuando López Lozano despareció del bar denominado 'El Malecón', el cual está ubicado por la avenida Raúl Salinas, de ese municipio.

Presuntamente, hasta ese lugar llegaron a buscarlo los presuntos delincuentes que horas después lo asesinaron y abandonaron en los límites de Apodaca y Escobedo.

De las indagatorias que han realizado en el caso, se desprendió que el joven había trabajado en la misma dependencia con su padre y en la de Protección Civil de ese municipio.

Pero, por diversos problemas dejo de laborar y luego se involucró en el robo de autos en Reynosa, Tamaulipas, de donde se los traía a vender a Nuevo León.

Trascendió que en una de las operaciones ilícitas que realizó, fue detenido por elementos de la Agencia Estatal Investigaciones que los sorprendieron con una unidad robada en ese estado y sus familiares cubrieron los gastos para evitar su consignación y traslado a un centro penitenciario.

Sin embargo, en las últimas fechas supuestamente se relacionó con distribuidores de droga del municipio de San Pedro, a donde iba por mercancía para distribuirla en Escobedo.

FOTO: Archivo

REDACCIÓN