2 de marzo de 2014 / 09:12 p.m.

Monterrey.- El hombre al que asesinaron de un balazo afuera de una fiesta infantil tenía apenas dos semanas de haber llegado al municipio de Marín, pues anteriormente vivía en Zuazua, según reveló una prima de él quien acudió al Servicio Médico Forense a reconocer el cuerpo.

El occiso fue identificado como Jorge Abraham Rosales Ovalle de entre 25 y 30 años de edad y era de oficio albañil.

La Agencia Estatal de Investigaciones entrevistó a testigos de los hechos quienes no supieron precisar cuántos asesinos eran, pero refirieron que robaron el carro de un vecino para huir.

En la zona del crimen los peritos de la Procuraduría General de Justicia de Nuevo León encontraron un casquillo calibre .223.

Rosales Ovalle fue asesinado de un balazo en la cabeza cuando caminaba por la calle Morelos, en el Ejido Marín ubicado a la entrada del municipio del mismo nombre.

Eran cerca de las 16:00 horas del sábado y en el lugar había una fiesta infantil, pero poco les importó a los agresores que los niños estuvieran en la calle adentro de un brincolín.

El cuerpo ya fue reclamado por sus familiares, quienes desconocen el móvil del crimen.

SANDRA GONZÁLEZ