7 de septiembre de 2014 / 07:05 p.m.

Escobedo.- Un menor de edad fue asesinado a puñaladas y su cuerpo abandonado junto a una iglesia en la colonia Nueva Esperanza del municipio de Escobedo.

La víctima fue identificada por sus padres como Juan Ernesto Arellano de 16 años de edad. Él habitaba en la colonia La Unidad y pidió permiso a su madre para ir a un baile la noche del sábado pero ya no regresó.

La familia recibió la noticia de que lo encontraron muerto en un lote baldío a un lado de la iglesia San Juan de la Cruz, ubicada en la calle Pesquería entre Montemorelos y Linares.  

El cuerpo yacía sin vida boca arriba, con la playera negra sobre el rostro y en el tórax y abdomen los paramédicos contaron al menos 16 heridas provocadas por un arma blanca. El pantalón de mezclilla tenía también rastros de sangre ya seca por lo que se presume que el homicidio ocurrió en la madrugada.

Encima del cuerpo los asesinos le dejaron un oso de peluche del personaje Winnie Pooh, el cual la víctima utilizaba como mochila por lo cual era conocido con ese apodo, según informaron personas allegadas.

Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones acordonaron el perímetro para buscar evidencias e interrogaron a varias personas, en su mayoría jóvenes que se juntan en la zona donde hay un edificio en obra gris.

Hasta el momento no hay personas detenidas por este crimen que además de asombrar a algunas personas, provocó el morbo de otras que desde el interior de la iglesia y mientras se llevaba a cabo la misa, no perdían de vista los movimientos de los ministeriales, incluso algunos padres de familia buscaban "el mejor ángulo" para que sus pequeños hijos vieran la trágica escena.

Las autoridades no informaron el móvil del crimen ni la identidad del o los responsables del crimen.

FOTO: Sandra González 

SANDRA GONZÁLEZ