MARCIAL PASARÓN
15 de febrero de 2017 / 06:39 a.m.

MONTERREY.- Al salir de un centro nocturno, un agente del Ministerio Público Federal, fue ejecutado de un balazo en la cabeza.

El funcionario de la Procuraduría General de la República, se encontraba platicando con una mujer a bordo de una camioneta Audi con matricula de Jalisco.

Miguel Gerardo Huerta Rosales, de 49 años fue sorprendido por un delincuente sobre la avenida Paseo de los Leones, entre Paseo de la Cima y paseo de la Montaña, en la colonia Las Cumbres.

Se estableció que el fiscal federal, festejó el día del amor y la amistad conviviendo en el centro nocturno El Unicornio Azul.

Según las investigaciones, el ataque ocurrió minutos después de que abordó la camioneta, la cual estaba estacionada sobre la banqueta del lado norte dela lateral de la venida Paseo de los Leones.

El asesino llegó acompañado de otro hombre a bordo de una camioneta doble cabina en color gris, el cual se detuvo a unos metros detrás del vehículo del federal.

El desconocido aprovechó el punto ciego de la camioneta para acercarse por el lado derecho.

Le bastaron unos segundos para accionar una pistola y dar muerte a Miguel Gerardo Huerta.

Los pedazos del cristal de la ventana, causaron heridas leves a la mujer que estaba en el asiento del conductor.

La víctima quedó recostado sobre su costado izquierdo y presentaba una herida de bala en la parte posterior derecha de la cabeza.

Las primeras investigaciones, establecieron que el agente federal, sufrió un atentado en el año del 2009, cuando estaba asignado a la ciudad de Chihuahua.

Al momento de ser ejecutado, el funcionario federal se encontraba fuera de servicio por una incapacidad otorgada por la Procuraduría General de la República.

Trascendió que la ultima asignación de Miguel Gerardo Huerta, fue en el Centro de Operaciones Estrategicas (C.O.E) en Nuevo León.

Asimismo, se logró saber que el Fical había sido amenazado en varias ocasiones por el crimen organizado.