27 de octubre de 2014 / 12:26 p.m.

Monterrey.- Con ráfagas de metralleta dos amigos fueron asesinados a balazos al interior de la casa donde se encontraban de visita, por un grupo hombres que llegaron en un taxi y lograron darse a la fuga, en Juárez, Nuevo León.

Los hechos ocurrieron a las 20:30 horas en la calle San Francisco Fabriano número 334, en la colonia Villas de San Francisco, en Juárez, Nuevo León.

Las víctimas sólo fueron identificadas con los apodos de "La Galleta" y "El Chano", quienes fueron localizados en la sala del domicilio.

Según las indagaciones, un grupo de desconocidos llegó a bordo de un taxi, descendiendo dos de ellos.

Con metralleta en mano abrieron fuego contra los moradores de la vivienda, asesinando a tiros a los dos jóvenes de entre 20 a 25 años de edad.

Luego de lograr su cometido abordaron de nuevo el auto de alquiler, dándose a la fuga ante la mirada de algunos niños que se encontraban jugando en la calle.

Elementos de la Policía de Juárez acudieron al sitio tomando conocimiento de lo sucedido, por lo que dieron aviso a las autoridades correspondientes.

Personal de la Agencia Estatal de Investigaciones llegó al lugar para iniciar con las indagatorias al respecto.

Ahí localizaron casquillos de un arma de alto poder, mientras que en la pared encontraron las huellas de las ráfagas.

Vecinos del sector denunciaron el clima de inseguridad que impera en la colonia Villas de San Francisco, denunciando los constantes robos en las tiendas y argumentando que sólo cuando querían el voto, las autoridades fueron al barrio para después olvidarlos.

"Hay mucha inseguridad, las tiendas cierran temprano y las que abren tienen rejas como encarcelados, no es posible", explicó Yaresi Briseño.

"Nada más cuando quiso el voto el alcalde Rodolfo Ambriz se presentó aquí, ya luego nada, nos olvidaron por completo", mencionó Delfina Martínez.

Por lo pronto, los dos cadáveres fueron llevados al anfiteatro del Hospital Universitario, en espera de que sean identificados plenamente por sus familiares.

FOTO: Especial

IRAM OVIEDO