MARCO ZAMORA | REDACCIÓN
18 de julio de 2016 / 07:54 a.m.

SAN PERDO GARZA GARCÍA.- Un ex policía de San Pedro que acababa de salir del penal, quien además es hermano de un mando de la Secretaría de Seguridad de ese municipio, fue asesinado dentro de su auto cerca de la casa de sus padres en la colonia Revolución, muy cerca de San Pedro 400.

Los hechos fueron reportados alrededor de las 21:00 horas del domingo en el domicilio ubicado en las calles de Roque González Garza y Álvaro Obregón.

De acuerdo a versión de testigos repentinamente se escuchó una ráfaga y después el rechinido de unas llantas.

Al acercarse vieron a un hombre, identificado como Enrique Camacho, en el interior de un auto Malibú el cual fue rafagueado por los sicarios.

Versiones de los mismos vecinos señalaron que el ex uniformado era seguido por los tripulantes de ese vehículo y como en ese lugar las calles son largas y privadas, el hombre quiso refugiarse en la casa de sus padres y ahí fue atacado.

Los primeros en llegar al lugar fueron elementos de la Cruz Roja, quienes al confirmar el fallecimiento solicitaron la presencia de la policía.

La movilización de patrullas fue notoria y después se supo que se trataba del hermano de un elemento policiaco de nombre César Daniel Camacho, quien recientemente fue ascendido a un mando en la corporación.

Las investigaciones revelaron que el auto en el que viajaba Enrique Camacho, se lo había prestado su hermano César y presumen que los hombres armados lo confundieron al ver el vehículo y por eso lo persiguieron.

Trascendió que el mando policiaco había sido amenazado hace unos días y por eso se presume que el ataque era dirigido hacia él y no a su hermano, quien acababa de salir del penal tras seis años de encierro.

Las investigaciones revelaron que el ahora occiso fue detenido porque cometió un asalto bancario.

En aquella ocasión, de acuerdo a archivos periodísticos, asaltó el banco y luego vestido de policía acudió al banco a tomar datos del atraco y presuntamente fue reconocido.

Por esa situación fue procesado y sentenciado, pero apenas hace unos días, dijo una fuente, fue puesto en libertad.

Las investigaciones continúan, pero todo hace indicar que el ataque iba dirigido contra el mando policiaco y esto se da un día antes que el alcalde Mauricio Fernández Garza celebrará el Día del Policía en San Pedro.