21 de mayo de 2014 / 01:09 p.m.

Monterrey.- Un incidente violento trastocó la calma en la colonia San Bernabé, cuando varios jóvenes armados irrumpieron en un depósito, donde asesinaron a balazos a dos hombres e hirieron a otros tres.

Trascendió que los homicidas, algunos de los cuales vestían uniforme de una empresa refresquera, portaban pistolas y fusiles, y aparentaron atracar el establecimiento.

Este caso ocurrió a las 23:30 horas del martes en el depósito “Perkins”, que se localiza en la avenida Las Rocas y la Calle Talco, en la zona norponiente de Monterrey.

En ese lugar perdió la vida Manuel Hernández Burciaga, de 35 años, de oficio carpintero y quien habita en el mismo sector. El otro fallecido no fue identificado.

Asimismo, se dio a conocer que al hospital Universitario fueron trasladados dos de los heridos, mientras que el tercero recibió atención médica en el sitio.

Uno de los lesionados, de entre 45 y 50 años, está grave debido a que presenta heridas en el tórax y en ambos muslos.

El otro, Roberto Ulloa Damián, de 46 años, permanece estable pese a que recibió dos disparos en la parte superior derecha de la espalda.

Por su parte, el hombre que no requirió hospitalización responde al nombre de Jesús Ramón Palacios, de 38 años y quien sufrió una herida leve por esquirla en la región frontal.

El reporte inicial fue sobre un supuesto asalto al establecimiento de bebidas alcohólicas, por lo que se movilizaron en primera instancia oficiales de la Fuerza Civil del Estado.

Sin embargo, por la gravedad de los hechos y la violencia que utilizaron los delincuentes, las autoridades presumen que se trató de un ataque directo.

En el lugar quedó ileso el propietario del negocio, cuyos datos no fueron revelados. Él se encontraba en el lugar al momento de los hechos, platicando con sus empleados y amigos que habitan en la zona.

Se dijo que el carpintero Manuel Hernández acababa de llegar al local, pues se dirigía a su domicilio tras salir de trabajar, y se puso a platicar con sus amigos, como lo hacía con frecuencia.

De repente llegaron los desconocidos, quienes empuñaban pistolas escuadra y fusiles tipo AR-15, con los que dispararon dentro del inmueble.

Al sitio fueron enviadas varias ambulancias de la Cruz Verde, mientras la calle Las Rocas fue cerrada totalmente por la Policía desde Mármol hasta Esquisto.

Por espacio de más de dos horas los peritos de la Procuraduría inspeccionaron el área, tanto dentro como fuera del depósito, con la finalidad de buscar evidencias que permitieran avanzar en la investigación.

Agustín Martínez