FOTO: Iram Oviedo IRAM OVIEDO
28 de agosto de 2014 / 11:31 a.m.

Santa Catarina.- Un joven fue asesinado de varios balazos en el interior de una tienda de abarrotes, a donde llegó a tratar de ponerse a salvo tras ser perseguido por civiles armados que viajaban en un taxi; uno de los disparos lesionó al dueño del negocio, en el municipio de Santa Catarina.

Los hechos ocurrieron a las 22:00 horas en el negocio denominado "Los 3 onces", ubicado en la calle Magisterial, entre Educación y Plinio de Ordóñez, en la colonia Prados del Sol.

Hasta el momento la víctima mortal no ha sido identificada, sólo que era de unos 20 a 25 años de edad, aproximadamente.

El herido fue identificado como Isaías Herrera, de unos 55 a 60 años, quien fue llevado por paramédicos de la Cruz Roja Metropolitana al hospital de Zona número 21 del IMSS.

Según las pesquisas, el joven iba siendo perseguido desde calles atrás por varios sujetos que iban en un auto de alquiler.

Al llegar al negocio se introdujo al mismo, pero fue seguido por uno de los civiles armados, quien le propinó al menos cinco balazos.

Uno de los proyectiles dio blanco en el dueño del local, aunque se dijo que fue una lesión leve en uno de sus brazos, por lo que su estado de salud es considerado como estable.

Posteriormente los pistoleros huyeron a toda velocidad del lugar de los hechos, dejando la estela de sangre.

Vecinos del sector hicieron el reporte, acudiendo en pocos minutos elementos de la Policía de Santa Catarina, los paramédicos de la Cruz Roja y personal de la Fuerza Civil de Nuevo León, acordonando la zona.

Ahí en el negocio quedó tirado el hoy occiso, de quien se desconoce hasta el momento su identidad.

Se había dicho en un principio que se trataba de un asalto al dueño del minisúper, lo que quedó descartado.

Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones comenzaron con las indagatorias en torno al móvil del crimen, que sería un ajuste de cuentas del crimen organizado.

El cadáver del joven fue llevado al anfiteatro del Hospital Universitario, en espera de que sea reclamado por sus familiares.