FRANCISCO CANTÚ
1 de junio de 2016 / 06:58 a.m.

Monterrey.- El presunto líder de una célula criminal fue asesinado la noche del martes cuando se ejercitaba en unas canchas deportivas de la colonia Moderna, en la ciudad de Monterrey.

Oziel Azael Salas Hernández, alias "El Gordo", de 29 años, era esperado por sus agresores en el interior del deportivo conocido como "La Moderna", ubicado en el cruce de las calles Antonio Garza Elizondo y Fresno, donde le dispararon con un arma corta en al menos 12 ocasiones.

El cuerpo de la víctima quedó tendido boca arriba con heridas en el antebrazo izquierdo, tórax, cuello, mejilla derecha y un rosón en la mejilla izquierda.

De inmediato la zona se vio poblada de elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), policía de Monterrey y paramédicos de la Cruz Roja, quienes fueron los encargados de confirmar el deceso de Salas Hernández.

Familiares de la víctima acudieron al lugar, y tras ser informados de lo ocurrido, rompieron en llanto.

Las autoridades informaron que se trataba del líder de una banda de secuestradores, que el 12 de abril de 2012 fue detenido con su familia en el Aeropuerto Internacional de Monterrey, cuando regresaba de vacacionar en Cancún con dinero obtenido de varios secuestros.

Oziel Azael Salas Hernández
Oziel Salas fue detenido en abril de 2012 en el Aeropuerto Internacional tras regresar de Cancún con dinero obtenido de rescate por varios secuestros | LEONEL ROCHA

En aquella ocasión, la Procuraduría de Justicia obtuvo información sobre la compra de 80 pasajes de avión adquiridos por un grupo de personas y que tenían como destino la ciudad de Cancún, Quintana Roo.

Pero fue liberado por tecnicismos legales, presuntamente al ser violentados sus derechos humanos y obtuvo su libertad el 28 de octubre del 2015.

Tan solo un mes después, de haber obtenido su libertad el pasado 24 de noviembre, acusado del delito de asalto, pero volvió a ser liberado en el mes de diciembre.

Este homicidio provocó la movilización del personal militar, quienes implementaron un importante cerco policiaco mientras se llevaba a cabo el levantamiento de evidencias por parte del personal de Servicios Periciales.