MARCIAL PASARÓN
14 de abril de 2017 / 06:47 a.m.

JUÁREZ.- Una menor de 14 años, que rendía culto a la muerte, fue asesinada de un balazo en el interior de un domicilio en la colonia Los Puertos, en Juárez.

Yoselín Sarahí Oláiz Castillo, fue víctimada alrededor de las 23:40 horas en una casa localizada en el cruce de las calles Bahía de la Paz y Bahía de Guaymas.

Se presume que Yoselin Sarahí, le abrió la puerta a su asesino ya que el acceso no presentaba forzaduras, lo que hace creer a las detectives que conocía a su asesino.

Por versión de vecinos, observaron un automóvil estacionado frente a la casa, del cual descendieron dos hombres e ingresaron a la casa.

Se estableció que Yoselín Sarahí, fue ejecutada en una de las recámaras y minutos después de tomarse una fotografía en la que aparece junto a dos imágenes de la muerte, una de ellas en su mano izquierda y con los dedos de la mano derecha haciendo la V de la victoria.

Las pesquisas revelaron que la menor fue encontrada sin vida al pie de una mesa, sobre a cual estaba una estatua de la muerte, una veladora encendida, unas gafas oscuras, un celular, tres cigarros.

La víctima vestía un vestido corto en color azul y sobre su cuello una cadena con una esfingue de la muerte.

La zona donde fue cometido el asesinato fue acordonada por elementos de Servicios Periciales de la Agencia Estatal de Investigaciones.

Los peritos establecieron que la víctima presentaba una herida de bala en la cabeza y en la escena del asesinato solo se aseguro un casquillo percutido.

Vecinos de esa calles, señalaron a los agentes ministeriales que se escucharon dos detonaciones.

Al continuar con las indagaciones, la Policía Ministerial informó que Yoselín Sarahí abandonó la casa paterna hace dos años e inició una relación sentimental con un joven que el pasado 12 de abril fue detenido durante un operativo en la colonia Valle Soleado, junto con varias personas más. 

La policía ministerial, seguía varias líneas de investigación, entre ellas una posible venganza e indagaban sí la muerte de Yoselín Srahí estaba ligada a la detención realizada por Policías de Guadalupe en el mencionado sector.

Al trascender el asesinato, al lugar acudieron familiares de la menor, entre ellos su papá Jorge Olaiz Reyes, de 33 años de edad y su mamá, los cuales se encuentran separados.

El padre de la menor fue entrevistado por los detectives de homicidios de la Policía Ministerial, a quienes refirió que su hija abandonó la casa paterna hace dos años.

Dentro de la recámara, los peritos de la Agencia Estatal, localizaron pegados en la pared varios mensajes escritos en hojas tamaño carta en los cuales se leía "Jesús Toma mi Vida", asimismo otros dirigidos a su novio (detenido en el Penal del Topo Chico) donde le demuestra el amor que siente por él.