9 de mayo de 2014 / 10:05 p.m.

Allende.- Autoridades ministeriales investigan la muerte de un hombre que fue asesinado de un balazo en la cabeza a bordo de un camión urbano y se presume que se trate de un crimen pasional, según trascendió en la escena de los hechos, la mañana de este viernes en el municipio de Allende, Nuevo León.

Una fuente informó que la víctima fue identificada como Rene García Garza, quien contaba con 25 años de edad, y tenía su domicilio cerca del lugar donde fue victimado a bordo de su camión urbano en el que se ganaba el sustento desde hace algunos años.

El reporte sobre el crimen fue hecho por vecinos del sector en las calles de Ramón Flores y Raúl Caballero de la colonia Raúl Caballero al norte del municipio de Allende, Nuevo León, a donde llegaron los uniformados pero ya encontraron al chófer y socio de la Ruta 24 ya sin vida.

Trascendió de acuerdo con el informante, que según los datos proporcionados por algunos testigos del crimen, una mujer a bordo de un automóvil compacto blanco le cerró el paso al camión urbano sobre la calle Ramón Flores, del cual bajó una mujer y subió al camión urbano portando una pistola de la que no se especificó el calibre y le propinó un balazo en la cabeza para después darse a la fuga.

Elementos de Servicios Periciales y de la policía ministerial fueron enviados al sitio de los hechos para iniciar con las investigaciones del caso, mientras que elementos de la uniformada de Allende y de Fuerza Civil se encargaron de acordonar el sector y evitar el paso de curiosos al lugar.

Los compañeros de la Ruta donde laboraba el ahora occiso fueron los que señalaron la identificación a las autoridades y el domicilio donde habitaba, señalando que nunca supieron que tuviera algún problema con alguien, pues era una persona que se dedicaba a trabajar.

Una de las líneas de investigación que siguen las autoridades ministeriales es la del crimen pasional por las características del mismo, ya que además la persona que le dio muerte no se llevó ninguna pertenencia ni dinero que llevaba consigo la víctima, quien además pertenecía al sindicato de la CTM.

Cabe mencionar que el cuerpo duró más de ocho horas en el sitio del crimen, en tanto los peritos recogían las evidencias por lo que las calles que convergen a este lugar fueron cerradas mientras servicios periciales terminaba de recabar las evidencias.

Alberto Vásquez