11 de diciembre de 2014 / 12:17 a.m.

Monterrey.- Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones cuentan con datos para identificar a un sospechoso del asesinato de la chef que fue victimada a puñaladas en Apodaca, y podría haber sido por cuestiones pasionales y no por un asalto, como se presumió momentos después de que se reportó el hecho.

Lo que hasta el momento han confirmado los investigadores estatales es que fue un solo sujeto el que atacó y privó de la vida a María Gertrudis Zúñiga Terrones, de 50 años de edad.

Pero, buscan confirmar su identidad y detenerlo para que responda por el homicidio que protagonizó el pasado martes en la mañana en el cruce de las calles Checoslovaquia y Grecia, en la colonia Nuevo Amanecer, en dicho municipio.

Aunque, en un principio, trascendió que Zúñiga Terrones había sido víctima de un asalto que sufrió a unos metros de su domicilio, al salir a laborar, como acostumbraba.

Las autoridades presumieron esa situación, porque faltaban pertenencias de la occisa que fue asesinada de múltiples puñaladas.

Sin embargo, precisamente, por el número de heridas que sufrió María Gertrudis, una de las cuales fue en la cara, los investigadores, analizaron el caso y obtuvieron información que los han llevado a descartar el móvil del asalto, como principal línea para esclarecer el asesinato.

María Gertrudis Zúñiga Terrones murió ante la mirada atónita de sus familiares que salieron de su domicilio al escuchar los gritos que lanzo al momento de ser agredida por el sujeto que la sorprendió, cuando se dirigía a trabajar al restaurante Gusto de Puebla, el cual está ubicado en el centro de San Nicolás.

 

FOTO: Archivo

REDACCIÓN