17 de diciembre de 2014 / 02:36 a.m.

Monterrey.- Pudo ser más que un robo lo que motivó el asesinato de Wei Chang Chei, de 28 años, quien fue encontrado este lunes en su domicilio en la colonia Hacienda Los Morales, Tecer Sector, en el municipio de San Nicolás. 

El procurador de Justicia, Adrián de la Garza Santos, reveló que las declaraciones de personas allegadas y personas de origen chino, que conocían a la vícitma, hacen suponer que hubo otros tintes en el caso, aunque no precisó las líneas de investigación.  "Aunque faltan algunas pertenencias que él tenía por ahí, que sabemos que tenía por ahí, que no están en este momento, hay algunos indicadores que nos hacen pensar que no solamente fue el robo, pero no queremos ahorita asegurar ni descartar ningún móvil, ninguna línea de investigación". ¿Personas detenidas o retenidas?, se le cuestionó. 

"Bueno, se estuvo entrevistando gente desde el día de ayer, incluso de la misma comunidad a la que el occiso pertenecía, y algunas otras personas que tenían relación con esta persona laboral y de amistad". 

CREMARÁN EL CUERPO

La autopsia practicada en el Servicio Médico Forense reveló que la persona dejó de existir a causa de múltiples heridas punzocortantes en el cuello.

Personas allegadas a la víctima, entre ellos varios familiares, manifestaron que los restos de Wei Chang Chen, de 28 años, serían cremados.

Lo anterior con el fin de trasladarlos a China, procedimiento que, consideraron, resultaría más sencillo que trasladar el cuerpo.

Durante el martes fueron vistos varios agentes ministeriales en los alrededores del edificio donde fue asesinado el oriental.

Los policías dialogaron con algunos vecinos y con personas allegadas al fallecido, pero trascendió que no recabaron información relevante.

Hasta el momento las autoridades manejan, como móvil principal del crimen, el robo, sin embargo, tal versión no se ha corroborado legalmente.

El cuerpo del chino Chang Chen fue encontrado durante los primeros minutos del lunes en el apartamento que habitaba, el número 1 del edificio 925, de la calle Manzanos, en la colonia Hacienda Los Morales.

El joven, quien se desempeñaba en un negocio de comida oriental, presentaba heridas múltiples en el cuello y en la cabeza, además de que estaba atado de pies y manos.

Fueron varios compañeros de trabajo quienes encontraron el cadáver al ir a buscarlo, pues desde la tarde no sabían nada de él.

El caso atrajo de inmediato la atención de la Agencia Estatal de Investigaciones, cuyo personal de Homicidios se abocó a las indagatorias.

Los agentes interrogaron a familiares, amigos y vecinos de la víctima, con el fin de obtener información que permitiera lograr la identificación del o los responsables de ese acto.

La tarde del martes se buscó dialogar con algunos de los jóvenes de origen chino que conocían a Wei, pero los agentes ministeriales se los llevaron de inmediato.

FOTO: Agustín Martínez

SANDRA GONZÁLEZ / AGUSTÍN MARTÍNEZ