AGUSTÍN MARTÍNEZ
9 de junio de 2016 / 09:02 a.m.

Monterrey.- Las autoridades ministeriales identificaron al joven que la noche del martes fue asesinado de un balazo en el cuello, en una plaza del municipio de Guadalupe.

Se trata de una persona de 20 años de edad, cuyos apellidos coinciden con los del delincuente que mantenía el poder en el penal del Topo Chico, y quien fue asesinado el pasado miércoles 1 de junio durante un ataque dentro del reclusorio.

De manera extraoficial una fuente de la Procuraduría de Justicia indicó que el ahora occiso se llamaba Juan Carlos Olaf Puente Macías, de quien no se dijo donde habitaba.

Los restos de Puente Macías fueron reclamados la mañana del miércoles por sus familiares en el Anfiteatro del Servicio Médico Forense del Hospital Universitario.

Por el momento la Agencia Estatal de Investigaciones trata de averiguar el móvil y la autoría de este crimen, pues hasta ahora no hay personas detenidas.

Los agentes ministeriales han dialogado con familiares y conocidos de la víctima, con el fin de precisar las actividades que realizaba y cuál era su modo de vida.

Los apellidos de este joven coinciden con los de Francisco Javier Puente Macías, alias "El Maruchan" o "El Chocorrol", reo del penal del Topo Chico asesinado la semana pasada.

Las autoridades policiacas no confirmaron si existía parentesco entre las dos personas, ni tampoco si Juan Carlos Olaf contaba con antecedentes penales.

"El Maruchan" o "El Chocorrol" fue señalado como líder del Cártel del Noreste y que mantenía el control dentro del antiguo reclusorio estatal.

Durante un ataque directo fue ultimado a golpes junto a otros dos internos, la noche del 1 de junio, en un incidente en el que otros 14 reclusos quedaron lesionados.

En torno a Juan Carlos Olaf, él fue ultimado de un tiro en el cuello cuando caminaba por una plaza pública ubicada en la avenida Eloy Cavazos y calle Costera, en la colonia Zertuche, de Guadalupe.

Por lo menos tres sujetos que viajaban en un automóvil Chevrolet Aveo color blanco lo persiguieron a lo largo de varios metros y le dispararon con una pistola escuadra calibre .9 milímetros.

Tras el ataque los desconocidos se perdieron en la avenida Eloy Cavazos hacia el poniente, sin que hasta el momento la Policía tenga informes para identificarlos.