REDACCIÓN
22 de junio de 2017 / 08:22 p.m.

MONTERREY.- A dos meses y medio de que la Primera Sala de La Suprema Corte de Justicia resolvió que el joven acusado de asesinar a una chef repostera de la colonia Praderas de San Jerónimo, debe ser juzgado como menor, el juez primero penal y de juicios de Monterrey se declaró incompetente y envió el caso a las autoridades para adolescentes.

Por lo que, ahora, Alejandro R., de actualmente 21 años, quien es considerado presunto responsable de los delitos de robo con violencia y homicidio calificado de Roxana Moya Guerrero, de 24 años, será sometido a un procedimiento judicial, pero ante un juez para menores.

Fue este miércoles, cuando el juzgador envió el expediente que integraba en contra del joven, quien es señalado como el principal responsable del homicidio ocurrido el 26 de septiembre del 2013, en el domicilio de la chef.

Aunque quedó a disposición de las autoridades de la Justicia para Adolescentes, Alejandro deberá permanecer recluido en el Cereso de Apodaca porque está a disposición del juez tercero de distrito por el delito de portación prohibida de arma de fuego.

La defensa promovió un amparo en el juzgado tercero de distrito para conseguir que lo procesaran como menor, argumentando que al momento de los hechos, faltaban 3 horas 14 minutos para completar la mayoría de edad, de acuerdo a su acta de nacimiento.

Tras analizar los alegatos del litigante, el juez federal concedió el amparo, pero los magistrados del Primer Tribunal Colegiado revocaron la resolución, la cual se fue a revisión a la Suprema Corte de Justicia.

Los ministros de la Suprema Corte confirmaron la primera resolución, de acuerdo a los derechos humanos del acusado, quien como menor recibirá una sanción no mayor a 10 años de internamiento por dichos delitos.



dat