FRANCISCO CANTÚ
21 de enero de 2016 / 07:16 a.m.

Guadalupe.- Luego de asesinar a un hombre a cuchilladas cuando se resistió a un asalto, el presunto asesino se quedó en el lugar de los hechos y se hizo pasar como testigo, pero fue descubierto por los elementos policiacos.

Los uniformados le apreciaron manchas de sangre en el pantalón y en los tenis a Sergio Adolfo, quien dijo que había auxiliado a una persona herida, sin embargo, otro testigo lo identificó como la persona que los atacó cuando caminaban por la colonia Valles del Sol.

Fue ayer cuando el presunto asesino confesó ante el Ministerio Público haber participado en el asesinato junto con otro hombre que escapó.

La víctima fue identificada como Raymundo Torres Pérez, de 39 años, quien vivía en la calle Río Marín 255 en la colonia Monte Cristal cuarto sector, en el municipio de Juárez, quien quedó tendido sobre el carril central de la avenida Pablo Livas, en su cruce con avenida Del Bosque.

El crimen se registró a las 3:00 horas del miércoles y en el reporte de la llamada de auxilio señalaron que se trataba de una persona atropellada, por lo que solicitaron el apoyo de una ambulancia, al igual que elementos de Tránsito.

Sin embargo, a la llegada de los paramédicos, el hombre se encontraba sin vida y presentaba dos puñaladas en el pecho y otra en la mejilla izquierda, por lo que se dio parte a la Policía municipal y a la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI).

Los uniformados, que fueron los primeros en llegar, encontraron a un hombre que dijo ser testigo e incluso que había ayudado al hombre cuando estaba en agonía.

El hombre detenido aceptó la tarde de ayer que intentó asaltar a Raymundo, quien al oponer resistencia su cómplice lo lesionó y se fue, pero cuando vio que estaba mal herido se quedó y planeó la coartada que fue descubierta por los uniformados de Guadalupe.